jueves, 24 de febrero de 2011

Estilo académico

1 comentarios
Estoy intentando leerme unos ensayos sobre traducción y he tenido que dejarlo. No me gusta el estilo académico. Me parece que es un intento de fingir que el contenido de un texto es más sesudo de lo que realmente es, y lo único que consigue es llegar a un número menor de lectores, tanto por los que no pueden empezar a leerlo como por los que se hartan de tanta retórica y tan poca chicha. Una cosa es escribir de manera formal, sin vulgarismos y con una puntuación correcta, y otra muy distinta es esto:

"Gramática, vocabulario y semantismo exhiben unos rasgos que se constituyen como elementos diferentes y elementos que significan, que revelan una concepción del mundo subyacente, es decir, inconsciente para ellos, que aguarda tan sólo al investigador que desee hacer patente lo oculto."

En otras palabras: Cada lengua tiene elementos que reflejan el modo de entender el mundo de sus hablantes, pero esto no se ve a simple vista y hay que investigarlo.

Dejaré que saquéis vuestras propias conclusiones. Si también os interesa el apasionante mundo de los culturetas que se lo hacen, aquí os dejo el blog Cultureta Watch, que recoge muy buenos ejemplos de textos y autores cuya prosa raya en lo ridículo.

martes, 22 de febrero de 2011

Heavy Rain terminado

0 comentarios
No tengo palabras. Una de las mejores experiencias interactivas que he tenido. Una mezcla increíble entre película y videojuego, con una historia tan adictiva y sorprendente que no te permite soltar el mando. Hasta ocho finales distintos dependiendo de cómo se haya desarrollado la historia, el mío fue bastante feliz pero seguiré probando hasta sacarlos todos. Parece mentira cómo cambia una escena según lo que ha ocurrido en la anterior. El argumento te atrapa y consigue que te metas en la piel de los personajes, comprendiendo sus motivaciones y obrando en consecuencia. Además, un juego atrevido y definitivamente adulto, con situaciones violentas y ¡CULOS Y TETAS!.

Porque esto es África

0 comentarios


Buenos días, mis queridos ciudadanos. Durante el pasado mundial de fútbol, y gracias a la canción de esta señorita,



todos estuvimos de acuerdo en que África era un sinónimo de música, color, exotismo, felicidad y buenrrollismo.



Y quisiera aprovechar este momento para devolver a la gente a la realidad y recordar que África es también sinónimo de pobreza, hambre, guerra,




corrupción, enfermedad y ablación,



y seguramente un poco más todavía a raíz del famoso mundial, cuyos beneficios habrán llenado los bolsillos de cuatro desgraciados. No os quiero poner fotos de esqueletos vivientes porque hasta a mí se me hiela la sangre en las venas. Nada más, muchas gracias y disfruten del resto del día.

jueves, 17 de febrero de 2011

1 comentarios
A veces nos puede el desánimo y no vemos el sentido de nada. Sin fuerzas para avanzar, mil y un obstáculos frente a nosotros, metas lejanas y en el fondo inútiles. Qué sentido tiene caminar si la senda acaba en un pozo y todo lo que cargamos durante nuestro recorrido se queda en el borde. La gente sólo parece encontrar placer en ponernos la zancadilla, y aquellos que nos quieren no se acuerdan.

A veces frente a nosotros se extiende una miríada de oportunidades, a veces contagias a los que te rodean de alegría, de esa sensación de tranquilidad que da saber que hay gente de tu lado. Ese optimismo de origen desconocido hace desaparecer de tu memoria todo mal recuerdo, e incluso el hecho de saber que en un futuro, sin duda alguna, habrán de venir malos tiempos. Todo ello desaparece, de igual modo que cualquier aspereza o rencor puede desaparecer con un beso. Pero qué escasos y breves son esos momentos, no son más que burbujas de aire en el fondo del océano negro y lleno de depredadores espantosos.



viernes, 11 de febrero de 2011

Más cambios hijopúticos

3 comentarios
Hay nuevas noticias respecto al post anterior: nuevas pruebas de que los profesores nos toman por tontos y que somos nosotros los que tenemos que adaptarnos a las modificaciones que tengan a bien realizar sobre el horario previsto. En este caso, una profesora nos advierte de que el resto de clases en febrero no pueden darse a su hora, y las pasa (tal cual) al jueves. Varias respuestas a su correo le replican que, como es normal, el jueves las horas están copadas. Entonces, al miércoles, responde ella. También están llenas. Finalmente, hemos conseguido pasarlas a un hueco concreto del horario, de modo que perdemos una hora de cada tres (porque el hueco no da más de sí). En resumidas cuentas, un caos que no acaba de terminar y que la profesora ha azuzado con un nuevo cambio debido a vete a saber qué motivo. Además, en vez de comunicarle esto a la (des)coordinadora de la titulación para que se lleven a cabo las modificaciones oficiales pertinentes, nos lo cuenta a nosotros, a modo de confidencia entre amigos. No sé qué nos depara el futuro, pero esta carrera es un chiste que hace dos años a todo el mundo le hacía gracia, pero que ya empieza a cansar.

Bolonia

1 comentarios
Creo que ya sabéis lo que es, de modo que no daré demasiadas explicaciones teóricas de en qué consiste el Plan Bolonia: básicamente, al transformar las licenciaturas en grados de carácter general y poco especializados, las universidades pasan a ser centros de formación profesional para crear trabajadores con conocimientos escasos. Los posgrados pasan a ser financiados parcialmente por empresas privadas. Esto conlleva dos cosas: por uno, incremento de precios y necesidad de pedir préstamos bancarios; por otro, que yo considero más importante, el contenido del posgrado está supeditado a los intereses de la empresa en cuestión (que a su vez se mueven por la demanda del mercado), por lo que no esperéis apoyo a las titulaciones de humanidades, poco o nada interesantes para las empresas. La consecuencia principal (para mí) cuyos efectos podemos ver todos es la dejadez absoluta en cuanto a las letras se refiere.

Una vez aclarado esto, paso a resaltar algunos datos importantes que se pueden observar en la Universidad Autónoma de Madrid, y que yo considero vinculados al proceso boloñeso:

Las impresoras ya no son gratuitas, y los beneficios que se obtienen de la impresión van a parar a una empresa privada (presumiblemente, la misma tienda de informática del pabellón B en la que os venden las tarjetas de impresión).

El carnet de estudiante debe hacerse obligatoriamente a través de una entidad bancaria: Caja Madrid o Banco Santander.

La UAM ofrece ya posgrados con financiación privada.

A aquellos de nosotros que seguimos en el plan antiguo de licenciaturas, nos están puteando con todas las letras. Específicamente en traducción, nos han dado profesores que tienen más de un empleo, y siempre procedentes de otros departamentos como Filología o Lingüística, cuando hay constancia de profesores dispuestos a formar un departamento de Traducción.

La universidad garantiza que sus instalaciones están preparadas para el uso por parte de personas de movilidad reducida, pero no es así. Solamente dos de los nueve módulos de la facultad de Filosofía y Letras disfrutan de un ascensor, y la facultad está diseñada con multitud de escaleras insalvables mediante una silla de ruedas. A pesar de que una compañera sólo puede asistir a las clases si estas se imparten en dichos módulos, llevamos ya tres años consecutivos en los que siempre las clases comienzan en otros módulos, y sólo tras las quejas y la insistencia de dicha compañera se trasladan las clases a las aulas adecuadas. Que esto ocurra el primer año es medianamente comprensible, pero que al año siguiente no se tenga en cuenta en ningún momento denota dejadez y falta de respeto.

A la última promoción de licenciatura de Traducción e Interpretación (nosotros) no nos han sabido o querido organizar las clases. Si bien los profesores y los horarios llevan establecidos desde por lo menos septiembre de 2010, hace dos días nos encontramos con 3 grupos intentando entrar en la misma aula (la sala de cabinas). Los nuevos cambios que se han hecho necesarios sólo han provocado más caos (en vez de tenerlo arreglado antes de empezar las clases, a estas alturas el alumnado ya tiene organizado su día, con trabajos y actividades que no permiten cambios de horarios). Ahora mismo, hay grupos que tienen que ir a clase por la mañana, cuando nuestro horario es de tarde, y después tienen grandes huecos durante la tarde. Me parece que no sólo se debe a una mala organización, o mejor dicho, que esa mala organización no es totalmente involuntaria. No se respeta al alumnado de licenciatura, se juega con sus derechos y se cambian los horarios constantemente en un momento en el que ya no se puede hacer sin provocar desorden y quejas. Hay gente que viene de fuera de Madrid y que se ve madrugando todos los días, para luego llegar y estar toda la tarde rascándose la nariz, y luego volver a casa y llegar por la noche, sólo para volver a madrugar el día siguiente.

Los alumnos están desmotivados, descontentos, furiosos, e indignados por los continuos abusos y faltas de seriedad. Hasta ahora nadie ha tomado cartas en el asunto, pero ha llegado un momento en el que ya nadie aguanta más y han empezado a organizarse. No es fácil explicar por qué nadie ha reaccionado hasta hoy, pero yo lo achacaría al individualismo, la indiferencia y la falta de motivación y compañerismo y la escasa confianza en las acciones colectivas. Sólo espero que nos organicemos de la mejor manera posible, que no caigamos en los fallos que siempre cometemos y que hacen que los profesores no nos tomen en serio. Se trata de nuestra educación, la estamos pagando y no estamos recibiendo más que un esputo detrás de otro justo en el ojo.

martes, 8 de febrero de 2011

Flanagan

1 comentarios
Los Flanagan son una serie de libros juveniles escritos conjuntamente por Andreu Martín y Jaume Ribera, que llevo leyendo desde hace bastantes años. Se desarrollan en Barcelona, y su protagonista es Juan Anguera, alias "Flanagan", un chaval de barrio, hijo del dueño de un bar, que gracias a su inteligencia y astucia se dedica a resolver casos detectivescos para sus compañeros de clase. Lo típico: quién le manda cartas de amor a Fulanita y esa clase de cosas. Sin embargo, ya desde el primer libro, "No pidas sardina fuera de temporada", Flanagan se encuentra con un caso aparentemente sencillo que poco a poco se va desarrollando, revelando crímenes graves. Así, Flanagan se las verá con asesinos, traficantes de droga, violadores... El argumento de los Flanagans es siempre bueno, y a la historia de misterio se une siempre el desarrollo del protagonista (empieza en la ESO y hasta ahora ha cumplido los 18 años), el humor (que siempre está muy presente), las historias amorosas de Flanagan y la crítica social (detrás de cada caso se encuentra un aspecto de nuestra sociedad: inmigración, marginación, racismo...

Desde aquí os recomiendo esta página web sobre la serie de Flanagan, donde podéis encontrar cosas divertidas y averiguar más sobre la saga. ¡Y si no os queréis gastar las pelas, me los podéis pedir si os interesa!

Serie completa de Flanagan:
No pidas sardina fuera de temporada
Todos los detectives se llaman Flanagan
No te laves las manos, Flanagan
Flanagan de luxe
Alfagann es Flanagan
Flanagan Blues Band
Flanagan 007
Flanagan, sólo Flanagan
Los vampiros no creen en Flanagans
El diario rojo de Flanagan
Yo tampoco me llamo Flanagan
Flanagan Flashback

lunes, 7 de febrero de 2011

H. P. Lovecraft - Dreams of Terror and Death

2 comentarios

Acabo de terminar la recopilación de Lovecraft «Dreams of Terror and Death», que recoge creo que en su totalidad el «Dream Cycle» del escritor de Providence. Es sólo una parte de su obra, y no me considero un experto en Lovecraft, pero os voy a contar mis impresiones.

Este libro recoge veinticinco relatos, la mayoría de unas diez páginas, pero hay algunos de dos páginas y otros de cien. La introducción es de Neil Gaiman, y en ella nos exhorta a introducirnos en el mundo de Lovecraft. Tal y como dice, «you may find the way a Little bumpy at first, but keep going». En efecto, el estilo de Lovecraft (al menos en estos relatos) destaca por su uso de vocablos complejos y arcaicos (hay que tener en cuenta que el autor nació nada menos que en 1890, y murió a finales de los años 30), que harán que su lectura sea bastante lenta. Habrá que avanzar paso a paso, digiriendo las palabras y las ideas, intentando comprender nombres impronunciables de entidades sobrenaturales. Pero merece la pena, de eso estoy seguro. Un libro que compré hace dos veranos, que empecé y abandoné y que por fin he terminado, te deja con la extraordinaria sensación de haber aprovechado el tiempo, de haber descubierto un mundo y una manera de reflejarlo que no se había visto antes.

Estamos hablando de un tiempo en el que el género de fantasía no estaba dominado por los elfos y las espadas, un tiempo en el que los escritores de fantasía (Lovecraft, Howard, etc) malvivían publicando relatos en Weird Tales y revistas semejantes. Por tanto, Lovecraft, que revolucionó el mundo del terror y la fantasía, durante su vida no fue un escritor de renombre ni mucho menos. Me gustaría hablar ahora de los rasgos más importantes que he encontrado en sus relatos:

Desaparición de la religión: en Lovecraft, los malos no son brujos que adoran al demonio, ni hay un Dios bondadoso vigilándolo todo: hay dioses, pero son monstruosos e ignoran al hombre por completo. Asimismo, en Lovecraft no aparecen historias amorosas, la sexualidad está reducida al mínimo, y las mujeres sólo aparecen si son brujas o dan a luz a híbridos monstruosos. Igual que Lovecraft, sus historias son asexuales, de una manera que se nos antoja inevitable, pues lo que describen sus relatos van más allá, se basan en aspiraciones y deseos más elevados (en este caso en particular, los sueños y la búsqueda de una realidad mejor que la palpable).

Descripciones: Lovecraft se deleita con los detalles en todo lo que describe, nos esperan descripciones de ciudades construidas por razas olvidadas, criaturas abominables… pero siempre deja lugar a la imaginación del lector y en muchos casos sugiere más que afirma, consiguiendo que todos nos construyamos nuestro propio ghoul y nuestro propio Nyarlathotep.

Los personajes de Lovecraft son siempre un reflejo de sí mismo: solitarios, estudiosos, insatisfechos con lo que el mundo les ofrece, apasionados de las antigüedades... además, siempre terminan por entrometerse en el camino de ciertos seres que no desean ser molestados, y cuyo conocimiento está más allá de lo que debería saber el hombre, y terminan muertos o locos. A menudo se recalca la importancia del linaje (no sólo porque es posible viajar y reencarnarse en descendientes o antepasados, como nos demuestra en «Through the Gates of the Silver Key», sino porque a menudo una maldición familiar persigue al protagonista y demuestra ser inevitable). Además, muchos de ellos se conocen mutuamente, incluso a través de sus sueños.

Al género de Lovecraft se le ha dado en llamar «Terror cósmico», ya que su propuesta general es que no sólo no estamos solos, sino que no somos nada en el universo, que existen otros universos poblados por seres poderosos, que existen ciudades maravillosas y dioses durmientes y tentaculados, que es posible descifrar el modo de viajar a otros mundos y a otras épocas. Lovecraft avivará nuestra imaginación dormida con monstruos devoradores de cadáveres, criaturas aladas, mares de huesos, viejos grimorios, ensalmos impronunciables y viejos dioses.

Lista de los relatos que aparecen en Dreams of Terror and Death:

Azathoth (fragmento inacabado de los sueños de Lovecraft)
The Descendant (ídem)
The Thing in the Moonlight (ídem, bastante bueno)
Polaris (el vigía de la torre y la estrella Polar)
Beyond the Wall of Sleep (un extraño paciente de una manicomio que no es lo que parece ser, bastante bueno)
The Doom That Came to Sarnath (maldiciones y genocidios)
The Statement of Randolph Carter (uno de los relatos más conocidos, y muy bueno)
The Cats of Ulthar (¿Por qué en Ulthar ningún hombre puede matar a un gato?
Celephais (muy bueno, inspiración para mi relato Drophaöi)
From Beyond (¿qué pasa con Crawford Tillinghast y sus inventos?)
Nyarlathotep (este relato está más allá de mi comprensión)
The Nameless City (una olvidada ciudad en el desierto)
The Other Gods (Barzai y Atal escalan una montaña en busca de los dioses)
Ex Oblivione (opio, sueños y muerte)
The Quest of Iranon (la patria de Iranon está donde los hombres comprendan sus canciones)
The Hound (ocultismo, saqueo de tumbas y un demonio canino)
Hypnos (si buscas demasiado en tus sueños, podrías encontrarte con algo indeseable)
What the Moon Brings (la luna es siniestra)
Pickman's Model (¿de dónde saca Pickman los modelos para sus cuadros?
The Dream Quest of Unknown Kadath (90 páginas de búsqueda incansable, razas de todo pelaje, dioses y gatos, con Randolph Carter repitiendo protagonismo, un relato buenísimo)
The Silver Key (Randolph Carter añora sus tiempos mozos)
The Strange High House in the Mist (¿que misterio oculta esa casa?)
The Case of Charles Dexter Ward (100 páginas de brujería, obsesión, suspense e investigación, buenísimo)
The Dreams in the Witch-House (a Walter Gilman le mola dormir en la casa de la bruja para desentrañar sus secretos, muy bueno)
Through the Gates of the Silver Key (Randolph Carter y lo que puede ocurrir si te pasas de listo manejando los hilos del universo)

sábado, 5 de febrero de 2011

Reflexiones de Repronto

0 comentarios
En un mundo en el que cada vez se nos da todo más masticado, en el que se premia lo inmediato, lo que requiere menos esfuerzo, tanto en lo material como en lo inmaterial, en un mundo, en suma, en el que no hace falta pensar, en el que la inteligencia está “ahogada bajo el maquillaje”, es raro encontrar algo como lo que os presento hoy. Se trata de las Reflexiones de Repronto, una serie de vídeos en los que el doctor Repronto analiza cosas de todo pelaje, sacando siempre conclusiones originales y empleando un lenguaje deliciosamente trenzado. Os paso aquí la dirección de la página.
El doctor Repronto es en realidad Raúl Minchinela, “ingeniero industrial, realizador informático, articulista y alma inquieta”. Él y su equipo han montado ya 39 capítulos y dos especiales con temas que van desde la contracultura a la televisión, desde los sonidos hasta las españoladas, desde la mili hasta los héroes, el botellón, las series, la gastronomía, el turismo, Goofy, Scooby Doo, los himnos, la ropa interior, los informativos, el espíritu de la Navidad y los grupos de Facebook. En todas, absolutamente todas las reflexiones se extraen conclusiones y explicaciones convincentes y que se van demostrando inevitables y que siempre salen en defensa de la inteligencia cada vez más agonizante en nuestra sociedad. Además del contenido, es muy importante la forma de estos vídeos: siempre con el mismo enfoque, una esquina de una habitación un poco claustrofóbica dotada de ordenador y televisor, y siempre con el mismo atuendo. Y por supuesto, el estilo de oratoria de Repronto, impecable aunque salpicado de cuando en cuando de toques populares muy bien medidos.

El comesandías: se desvela el misterio de Goofy.



Arte contemporáneo: averiguaremos de dónde procede esta corriente:



¿Cuál es el espíritu de la Navidad?: uno de los vídeos más sorprendentes y esclarecedores.



Botellón: porque sé que queréis saber la historia del botellón.

The Tiger Lillies

1 comentarios

Gracias a un programa de Radio 3, di con cierto grupo llamado Tiger Lillies. Imaginad que lo busco en YouTube y lo primero que me encuentro es esto:




Las sensaciones que provocan son contradictorias: por un lado, la voz del tío es impresionante, y los músicos lo clavan. Por otro lado... ¿¿qué coño es esto??
Tiger Lillies es un grupo formado por tres locos, pero el cantante, letrista y principal compositor es Martyn Jacques.



Su estilo se suele llamar “gypsy cabaret” o “brechtiano”, y lo más destacado es la corta duración de las canciones, lo sencillas y pegadizas que son y, como no, la letra. La letra habla de todo lo políticamente incorrecto, con una especial afición por los excrementos, los asesinatos, la prostitución, la blasfemia, el pecado, la deformidad, el vicio, la droga, el alcoholismo, la perversión... Ambas facetas (canciones pegadizas y letras incómodas) se fusionan en una extraña mezcla que hace que cantes por la calle “Heroin, heroin and cocaine” o “I love a little hamster up my rectum”. Tiger Lillies consiguen que se hable de todo esto de la mejor forma posible: con música.



Sus conciertos, como habéis podido comprobar, están muy cuidados y suponen un espectáculo único. De los más de 20 discos que tienen, hay algunos temáticos: “7 deadly sins” tiene una canción dedicada a cada pecado, “Shockheaded Peter” nos va contando las horribles muertes de unos niños que desobedecen a sus padres, y “Freakshow” habla de los típicos “freaks” de feria (y en la gira llevaron contorsionistas y enanos a los conciertos).



Escuchar a los Tiger Lillies tiene que hacerse en dosis pequeñas, porque te envuelven enseguida con su música hechizante y sus letras a cada cual más escatológica. En mi opinión, los Tiger Lillies son ideales para esos momentos que TODOS tenemos en los que nos sentimos un poco asociales, cuando no nos importa nada de lo que nos rodea y si por nosotros fuera mandaríamos a todo el mundo a tomar por saco. Sin nada más que decir, me despido con un par de vídeos de mis canciones favoritas de los Tiger Lillies:

Killer: una canción que nos habla sobre lo cerca que estamos todos de que se nos vaya la olla.



Start a fire: porque todos somos un poco pirómanos.



The crack of doom: el mundo se acaba, amiguitos, como decía Rorschach.



Gin: el alcohol es adictivo.

martes, 1 de febrero de 2011

Fábulas / El Mercenario

1 comentarios
Un cómic más de parte del señor Darius: Fábulas. La idea es muy interesante. Todos los personajes de los cuentos y mitologías vivían en sus respectivos reinos, ajenos unos a otros. Pero un día el «enemigo» fue invadiendo y conquistando cada uno de los reinos, hasta que decidieron huir y ocultarse en el mundo de los humanos. Aquellos que tenían aspecto humano se refugiaron en la ciudad, y los de aspecto no humano recurrieron a una enorme granja que los humanos no pueden ver, gracias a un hechizo. Entre los humanos se estableció una especie de ministerio para solucionar los problemas de las «fábulas». En este contexto comienza una serie de aventuras que tienen como protagonistas principales a Blancanieves y al Lobo Feroz (que puede cambiar a su aspecto animal a voluntad),

a Rosa Roja (la hermana de Blancanieves, tal vez alguien recordará un cuento de dos hermanas llamadas Blancanieve y Rojaflor, distinto a la famosa historia de Blancanieves),

a Jack el de las habichuelas (vividor y astuto),

a Barbazul (siniestro personaje famoso por lo que hacía con sus esposas), al Príncipe Azul (que es un gorrón que se aprovecha de todas las que puede), los tres cerditos, etc. También habrá otros personajes, del imaginario nórdico, ruso… pero la pareja protagonista está formada por Lobo Feroz y Blancanieves, personajes principales de la mayoría de las historias. Es una saga bastante larga y yo sólo he leído las tres primeras aventuras, pero me quedé con ganas de más. Cada una de las historias es larga de por sí y nunca se te hacen cortas. Un cómic muy recomendable para ver a los personajes de nuestra infancia en situaciones bastante más adultas. La aventura, la acción, el humor y el misterio están asegurados.

El último cómic me llegó a través de mi padre, se llama «El Mercenario» y es español. El dibujo es de Vicente Segrelles, y se publicó entre 1980 y 2003. ¡20 años!, diréis. Sí, pero sólo hay 13 números. El cómic está hecho con una técnica hiperrealista al óleo que a Segrelles le llevaba muchísimo tiempo. A cambio, cada viñeta es totalmente perfecta y realista.

La historia se desarrolla alrededor del año 1000, en un valle escondido e inaccesible para el resto del mundo, donde la humanidad ha desarrollado una cultura propia y donde existen formas de vida desconocidas para todos los demás. Por ello, podemos esperar una mezcla de Edad Media y fantasía, con dragones amaestrados, criaturas anfibias gigantes, espadas y arcos, algo de magia y mucha ciencia.

De hecho, a medida que avanza la historia, serán cada vez más frecuentes las lecciones de ciencia, tecnología o filosofía que aprenderemos, gracias sobre todo a Arnoldo da Vinci, antepasado de Leonardo e inventor igual de prolífico. El protagonista de la historia es el Mercenario, experto en el uso de las armas a distancia y cuerpo a cuerpo, valiente, inteligente y noble que llevará a cabo numerosos encargos, a cual más peligroso.

Durante sus aventuras se encontrará con todo tipo de culturas primigenias, algunos vestigios egipcios y griegos, e incluso tendremos algo de ciencia ficción y viajes al futuro. Tendremos un antagonista claro, Claust el alquimista, malévolo rufián que intentará extender su poder por todo el País de las Nubes (así es como se llama el valle inaccesible).

La fantasía heroica es una constante, con batallas a lomos de dragones, duelos a espada, fórmulas mágicas…

Destaca la técnica al dibujar féminas, siempre voluptuosas (a veces en exceso).

Hasta aquí esta sección de cómics. ¡Habrás más!