viernes, 10 de abril de 2015

Guy Windsor - The Medieval Dagger



"Control the weapon, break the man."



Hace ya algún tiempo, prometí que haría una reseña de The Medieval Dagger, el primer volumen de la serie de Guy Windsor “Mastering the Art of Arms”. No me gusta nada leer libros en pantalla, así que hasta que lo conseguí imprimir, no empecé a leérmelo. Ahora, finalmente, puedo decir que The Medieval Dagger es un muy buen libro, con virtudes similares a las de The Medieval Longsword. Esta entrada va cargadita de vídeos explicativos de lo más claros y útiles.

En este volumen, Guy Windsor se centra casi exclusivamente en la parte técnica, y deja un poco más de lado todo el tema de los asaltos libres, los ejercicios de entrenamiento… que en The Medieval Longsword ocupaban un espacio considerable (el libro hacía especial hincapié en ayudar al novato a empezar a entrenar). Tampoco da una explicación tan detallada sobre el manual de Fiore y su “teoría” como en The Medieval Longsword; este primer volumen va casi directamente al meollo de la cuestión del combate a cuchillo. Una vez más, el lenguaje es sencillo, directo y unívoco, bien estructurado y acompañado de numerosas fotografías; el sistema de Fiore ya está interpretado y se nos presenta la interpretación de Guy Windsor de una forma muy clara.


Comienza diferenciando muy bien la defensa personal contemporánea con la medieval: en la Edad Media (y especialmente para el tipo de persona adinerada para la que estaba destinado el manual de Fiore), defenderte de alguien que intenta matarte, desarmarlo y matarlo con su propia arma o partirle un brazo no es algo demasiado preocupante, mientras que hoy en día podrías acabar teniendo tú más problemas que tu agresor. También hay que entender que no estamos hablando, la mayoría de las veces, de intentos de asesinato furtivos, sino de duelos o peleas abiertas y claras, y de gente que casi siempre andaba por ahí armada con al menos un cuchillo, y vestida con varias capas de ropa gruesa que ya de por sí protegían contra ciertos tipos de golpes. Es decir, hay que situar este sistema de combate en su contexto, y no criticarlo sin más porque, desde nuestro punto de vista y en un contexto actual, utilice golpes poco realistas y respuestas innecesariamente violentas. Eso es no entender en absoluto las fuentes originales y el espíritu de las artes marciales históricas.


Windsor explica después algunos conceptos básicos relacionados con las virtudes de Fiore, aunque más simplificados y orientados al combate con daga: el tiempo de la mano, el cuerpo y el pie, la distancia, la estructura corporal y la fluidez de movimientos… todos ellos temas tratados por extenso en el segundo volumen. Después vamos viendo que la lucha desarmada o abrazare contiene todos los elementos y técnicas que después vamos a aplicar con cuchillo (e incluso con espada): romper extremidades, dislocar, hacer ligaduras, proyecciones… Gran parte del combate de daga es idéntico al cuerpo a cuerpo, debido a la necesaria proximidad de los contendientes y el corto alcance de las armas.


“As you become suspicious of someones’ dangerous knife, immediately go against him with your arms, hands and elbows. Always do these five things: take his dagger away, strike him, break his arms, bind him and throw him to the ground. None of these five plays goes without the other.”

A continuación, ya en el capítulo 3, revisamos las guardias de cuerpo a cuerpo: posta longa, dente di zenghiaro, porta di ferro y frontale, y Windsor las interpreta como posiciones de transición en un movimiento determinado: “If I wish to stab you in the face with my dagger, which is on my belt, and both my hands are down, I go from hands down (porta di ferro), draw my dagger up (dente di zenghiaro), and stab you, extending the arm (posta longa). You might defend yourself by attacking me while I’m still in porta de ferro; entering as my hand rises into zenghiaro, or by intercepting my hand as it goes towards longa. Any later and you are hit, unless you get out of the way”. El capítulo acaba con una explicación de los diferentes pasos y vueltas descritos por Fiore, y cómo aprovechar la línea de estabilidad del adversario para desequilibrarlo. Esta parte final aparece también en The Medieval Longsword.


El capítulo 4 es uno de los más interesantes y originales, ya que nos enseña a caer de forma segura, y nos da una serie de ejercicios de entrenamiento para poder caer al suelo sin hacernos daño durante los ejercicios de proyección, sin utilizar los brazos (que seguramente estarán ocupados haciendo alguna técnica). Aún tengo que practicar bastante estos ejercicios. Muy recomendable, también para aquellos a los que les interese la esgrima escénica.

El capítulo 5 explica la morfología de la daga de rondel, el porqué de su forma y su función, y los diferentes tipos de herramientas de entrenamiento que podemos adquirir (madera, metal, plástico…). También se hace hincapié en la necesidad de usar máscaras de esgrima durante el entrenamiento de daga.

El capítulo 6 es el último que trata asuntos más generales, antes de entrar en materia con el manual de Fiore. Concretamente, nos explica las diferentes formas de sujetar la daga, las guardias de daga de Fiore, los diferentes tipos de golpes posibles y el concepto de hiperextensión y torsión: cómo funcionan nuestras extremidades y cómo podemos aprovecharlas para poner a nuestro adversario en desventaja. El codo, la muñeca y el hombro, por ejemplo, son tres puntos clave que podemos aprovechar. Un capítulo importantísimo antes de empezar a practicar.


En el capítulo 7, repasamos el primer remedio de cada uno de los maestros de daga; es decir, la defensa básica a partir de la cual vamos a ejecutar todas las técnicas y contra-técnicas de ese maestro, defendiéndonos de todos los golpes posibles, con o sin armadura, armados o desarmados. Geniales fotografías para entender la estructura del sistema de un solo vistazo: es uno de esos capítulos a los que vuelvo una y otra vez cuando estoy entrenando con la daga.


En el capítulo 8, Windsor nos presenta las primeras ocho imágenes del primer maestro de daga, un ejemplo muy representativo del espíritu de todo el sistema (y es también la sección que nosotros hemos practicado más). Contiene una defensa y desarme, una contra defensa, una ligadura y su contra, una fractura de brazo y su contra, una proyección y una defensa alternativa. Es un mini sistema, muy útil para entender las opciones que nos da Fiore. También Windsor nos da instrucciones sobre cómo practicar estos ejercicios, si empezar de forma estática o no. A continuación, examina y describe con todo detalle cada una de las técnicas de este mini sistema. En el capítulo 9, vemos dos contrarremedios adicionales para la primera defensa del primer maestro, cerrando así la sección del primer maestro. Recordemos, no obstante, que el primer maestro de daga contiene muchos más remedios.


En los siguientes capítulos (10-14), Windsor nos presenta otras situaciones, como el golpe de revés, la defensa con ambas manos, el golpe bajo (muy parecido al que se podría hacer hoy en día con una navaja), el agarre y puñalada y la defensa con daga contra daga. Windsor hace constante hincapié en que la mayoría de los conceptos y técnicas son aplicables a todas las situaciones: el tipo de hiperextensión, la forma de desestabilizar al adversario… Vamos a utilizar siempre las mismas mecánicas. No obstante, conviene señalar que el libro no trata todos los remedios del manual de Fiore, sino que selecciona algunos de cada maestro.


Los capítulos 15 y 17 nos proporcionan algunos ejercicios para practicar e interiorizar los desarmes y otras técnicas, y consejos para añadirles variedad y poder diversificar nuestro entrenamiento.


El capítulo 16 es una pequeña introducción al combate con armadura, ya que algunas defensas que se realizan con los antebrazos sólo pueden ejecutarse cuando estos están adecuadamente protegidos con armadura.

El capítulo 18 nos muestra cómo el sistema de Fiore nos da unas técnicas aplicables a la mayoría de las armas, presentando el ejemplo de la Soprana Tor di Spada, que puede ejecutarse con cualquier combinación de armas (daga contra adversario desarmado, daga contra daga, espada contra espada.

El capítulo 19 nos trae las técnicas de espada contra daga (entre las cuales hay algunas de mis favoritas), y cómo salir ileso de semejante situación de desventaja. También hay algunas técnicas de defensa contra una daga cuando nuestra espada está envainada, y son sencillamente espectaculares: en una de ellas, golpeas el brazo levantado del adversario con la vaina de la espada, y acto seguido desenvainas y atraviesas al adversario.



Con eso se cierra The Medieval Dagger: una forma genial de ver de forma general la estructura de la sección de daga de Fiore dei Liberi, y entrar de lleno en muchas de las técnicas (aunque no todas; sigue quedando trabajo por delante para el estudiante de esgrima medieval). En el caso de The Medieval Longsword, dejé claro que había muchos conceptos y detalles que reflejaban la forma de ver el sistema de Fiore que tiene Guy Windsor, y que mucha gente no estaba de acuerdo con ello, sobre todo en relación con el asalto libre y su función, su forma de entender la defensa, el debate “flat vs. edge”, etc. En el caso de la daga, creo poder decir que eso no ocurre. Quizá porque la daga hoy en día se trata y estudia mucho menos que la espada, más representativa de la esgrima medieval a todos los niveles. Otro libro más que recomendable. El tercer volumen de Mastering the Art of Arms ya está en preparación (y tengo por ahí una copia del borrador), y promete ser también un peso pesado. Seguiremos informando. Saludos.

P.S. Dejo aquí un seminario de hora y media de Guy Windsor sobre daga, que presenta de forma sencilla y encadenada todo el material básico:

No hay comentarios: