lunes, 27 de abril de 2015

Coursera - Learning How to Learn




Hacía tiempo que no me animaba a hacer ningún curso de Coursera; no encontraba nada que me llamase la atención, y como no es que me sobre el tiempo precisamente, tampoco le di mucha importancia. Después de Understanding Videogames, no hice nada hasta hace bien poco (más o menos finales de marzo), cuando me apunté a dos cursos, que ya he terminado. Ahora tengo unos cuantos más en la lista (por suerte son de aprendizaje continuo, sin plazo específico para hacerlos, así que no se me acumulan) y también me he hecho una cuenta en edX, otra página que ofrece cursos gratuitos, pero que tiene una oferta bastante interesante de cursos de humanidades y literatura. Ahora mismo, tengo archivados en edX los materiales de varios cursos sobre los héroes en la antigua Grecia, y estoy apuntado a Greeks at War: Homer at Troy, que empieza hoy (pareado), y a The Divine Comedy (Paradiso), que no empieza hasta junio. Veremos qué tal. Pero hoy vamos a hablar un poco de Learning How to Learn: Powerful mental tools to help you master tough subjects, de la Universidad de California:

Se trata de un curso de “Go at your own pace”, es decir, sin plazos fijos para ver los vídeos ni realizar las tareas. Por supuesto, al no haber una comunidad tan definida, los proyectos revisados por compañeros no funcionan igual (de hecho, no tengo ni idea de cómo funcionarían). Los dos profesores, Barbara Oakley y Terrence Sejnowski, nos enseñarán cómo funciona el cerebro, de qué forma pensamos y memorizamos. Con ese conocimiento, podremos entender por qué hacemos lo que hacemos, por qué nos cuesta trabajo aprender, por qué algunas técnicas funcionan mejor que otras, etc. El curso está orientado especialmente para los estudiantes de ciencias y matemáticas, pero resulta útil para cualquier persona que tenga que estudiar o aprender; es decir, cualquier persona. Esta charla de TED resume bastante bien el contenido del curso (pero no lo sustituye, cacho vagos).


El curso se divide en cuatro módulos: el primero, y más largo, es “What is Learning?”, que nos da información general sobre el “Focused Mode” y el “Diffused Mode” de nuestra memoria, sus diferencias y cómo trabajan. Sobre todo, lo ventajoso que puede ser dejar que el modo difuso, involuntario, le dé vueltas a la cuestión en la que nos hemos estado concentrando. ¿Nunca os ha pasado que después de haber estado pensando/escribiendo/trabajando en algo que se os resistía, no es hasta que te tomas un descanso y sales a la calle que, de repente, te llega la solución a la cabeza? ¿No te has devanado los sesos con la última pregunta de un examen, para luego entregarlo e, inmediatamente después, acordarte de la solución? En el curso explican esto con los dos “modos” del cerebro. Además, en este primer módulo empezamos a aprender sobre la postergación (“procrastinación”, que está de moda), cómo funciona y cómo superarla. La explicación que se dio fue muy interesante: al estresarte o angustiarte al pensar en lo que tienes que hacer (estudio, trabajo…), el cerebro reacciona del mismo modo que cuando tu cuerpo se expone al dolor físico: intenta alejarte a toda prisa de lo que te causa ese malestar. Si estás tocando una llama, te da el reflejo de apartar la mano; si estás pensando en abrir el documento en el que tienes que trabajar, te reorienta a algo más placentero, como consultar las notificaciones de tu muro de Facebook, o decirle algo a esa amiga que sabes que siempre está online y te puede entretener una hora, o levantarte y ver qué hay en la nevera. Voy a decirlo otra vez por si no se ha entendido: el cerebro interpreta el ESTRÉS que sientes por lo que tienes que hacer exactamente igual que si se tratase de DOLOR FÍSICO. Sin embargo, si consigues sobreponerte a ese primer impulso y mantenerte en tu tarea, esa “sugerencia cerebral” desaparece. Y todos sabemos que una vez te sientas y empiezas a teclear, todo acaba por fluir.

El segundo módulo, “Chunking”, nos explica cómo el cerebro organiza lo que aprende en segmentos, porciones de información relacionada, de manera que recordar y almacenar información resulta más eficaz. Pongamos un ejemplo muy tonto: vestirte. Vestirte es una operación considerablemente compleja si te fijas, pero lo único que tenemos que hacer es pensar “voy a vestirme” y activamos el “chunk”, la cadena de acciones. Después de una serie de vídeos sobre los chunks, cómo se forman y cómo funcionan, también se tratan algunos temas generales de aprendizaje, y fallos habituales: creer falsamente que te sabes un tema sólo por haberlo leído, subrayado... y cómo solucionarlo (hacerte preguntas sobre el temario, intentar recordarlo en otro contexto fuera del estudio…), además del exceso de estudio continuo, las bondades del estudio breve y repetido a lo largo de varios días…

El tercer módulo, “Procrastination and Memory”, entra de lleno en estos temas y nos da diferentes soluciones y estrategias para superar la maldita postergación. Uno de los más interesantes es pensar en el proceso, y no en el producto. Es decir, si te planteas una sesión de estudio como “voy a estudiar media hora y descanso diez minutos”, tu voluntad y actitud serán mejor que con “tengo que escribir este trabajo de 50 páginas entre hoy y mañana”. Otra de las estrategias que se nos dan es el uso del Pomodoro, un sistema de estudio/trabajo basado en sesiones de 25 minutos, con descansos de 5 minutos; al completar 4 sesiones o “Pomodori”, el descanso es de 10 minutos. Con ello, evitas la sobrecarga y trabajas mejor. En la sección sobre la Memoria, se estudia más a fondo la diferencia entre memoria a corto y largo plazo, y algunas técnicas de memoria (trucos mnemotécnicos, la técnica del “Memory Palace”…).

El cuarto módulo, “Renaissance Learning and Unlocking Your Potential” nos adentra en la mentalidad y la actitud de la persona que intenta aprender, y cómo funcionamos dentro de un grupo, además de algunos consejos finales a la hora de hacer un examen.

Cada uno de los módulos va acompañado de entrevistas en vídeo a gente famosa relacionada con la creatividad o el aprendizaje: escritores, profesores universitarios, científicos… Muy interesantes.

El curso me ha gustado: los vídeos son cortos (ninguno pasa de los 9 minutos, excepto las entrevistas) e ilustrativos, y cuentan cosas tremendamente interesantes sobre el funcionamiento de la mente, que pueden aplicarse inmediatamente a un sinfín de situaciones. No me ha gustado tanto el hecho de que los consejos y “trucos” abunden más que la teoría y las explicaciones. Me dio la sensación de que había cosas que no estaban lo bastante fundamentadas, que a veces vendían un poco de humo. No porque sean trucos que no funcionen, sino porque no me justifican su funcionamiento. Algunas de las personas entrevistadas tampoco eran santo de mi devoción, pues parecían basar su aprendizaje en la cantidad y no en la calidad: saber muchas lenguas, buscar el método más rápido y más efectivo. Y algo de bueno creo que hay en el camino largo, en fallar, en trabajar duro. Al respecto, quiero dejar aquí este artículo de Art of Manliness, y este vídeo de Dolina:



Nada más por el momento. Es un curso recomendable y extremadamente útil (si se tiene la fuerza de voluntad como para empezar a aplicar estas estrategias, claro está), pero cuya forma, a mí, como buen tragavirotes inflexible, no me acaba de convencer en conjunto. Aun así, las técnicas concretas me funcionan y las recomiendo (especialmente las relativas a la postergación y el Pomodoro; la mnemotecnia nunca ha sido santo de mi devoción). Nos veremos en la próxima reseña. Saludos.

No hay comentarios: