viernes, 31 de octubre de 2014

Coursera - Understanding Videogames




Siguiendo con mi racha de cursos online, uno de los que me parecían más interesantes era “Understanding Videogames”, de la Universidad de Alberta (Canadá), impartido por Sean Gouglas y Leah Hackman. El enfoque del curso, de 11 semanas, es teórico, un repaso a las diferentes teorías sobre los juegos (no sólo videojuegos) y un análisis de diferentes tipos de jugabilidad, mecánicas de juego, etc. Probablemente la parte más interesante es la última, que analiza tres problemas concretos junto con los videojuegos que los presentan: violencia (juegos de acción), sexo (aventura, rol…) y racismo (juegos de estrategia). Se trata de un curso muy interesante, muy serio, que se toma los videojuegos de una forma académica y sistemática. Ofrece además montones de lecturas complementarias que se pueden consultar de forma gratuita en Internet.

Además de tener cuestionarios finales todas las semanas, que incluyen preguntas sobre la lectura complementaria correspondiente, dentro de cada vídeo hay algunos cuestionarios breves sobre lo que se acaba de explicar, o refrescando conocimientos de otras semanas. Se estimula también el uso de los foros, y se ofrece un creador de avatares que después nos servirá para analizar como entendemos cada uno la idea de héroe y de villano. Los dos profesores explican muy bien y son muy agudos en sus observaciones, además de no tener ningún reparo a la hora de hablar de violencia y sexo en los videojuegos. Ambos son jugones experimentados, a juzgar por las decenas de juegos a los que hacen referencia, no sólo enumerando títulos, sino describiéndolos en profundidad. También invitaron al curso a tres o cuatro desarrolladores de juegos (Mass Effect, por ejemplo) para hacerles entrevistas sobre los conceptos vistos durante la semana.

Esta chica es la leche. Amor eterno por Leah Hackman

A continuación os presento un índice del curso, desarrollando mínimamente los temas. Tened en cuenta que cada semana de cursos se puede completar en poco tiempo, y que están todas abiertas desde el principio, y por eso yo me lo terminé en unas cinco o seis semanas, en vez de las once reglamentarias. Eso me impidió seguir convenientemente los foros, pero me pudo la presión del resto de cursos que tenía esperando. Por eso mismo, me descargué los vídeos y los volveré a ver, tomando buena nota de las ideas generales, que podrían llegar a serme útiles.

Sean Gouglas

La primera semana no fue más que una breve introducción a los objetivos del curso y al programa de creación de avatares.

La segunda semana estableció la interesante diferencia entre “play” y “game”, una taxonomía de los juegos y la definición de “reglas”. Esencialmente, “play” es cualquier tipo de actividad lúdica no estructurada: coger un balón y hacer el tonto con unos amigos sería “play”, mientras que jugar un partido de fútbol sería “game”. Del mismo modo, se empieza a vislumbrar que dedicarte a hacer el vándalo en GTA se acerca más a “play” que a “game”.

La tercera semana entró de lleno en lo que acabo de mencionar: se presentan las ideas de jugabilidad emergente y progresiva. Progresivo es todo aquello que tiene una historia concreta, cerrada y lineal, mientras que emergente implica que el jugador crea su propio contenido, su propia historia. Es la diferencia que yo mencioné aquí, entre una montaña rusa (progresiva) y una piscina de bolas (emergente).

La cuarta semana se dedicó a las mecánicas de los juegos. Se habló sobre ludología, estructuralismo y el enfoque que considera tres elementos troncales en todo juego: mecánica, dinámica y estética.

La quinta semana entró en el argumento de los juegos, o más bien, en los juegos en tanto que historias. La importancia de la narrativa en los juegos y un invitado especial: la teoría del monomito de Campbell, que ya sabéis que me encanta.

La sexta semana, ya en el ecuador del curso, versó sobre la interpretación de los juegos. Análisis estructuralista y post-estructuralista, y una serie de marcos teóricos desde los que interpretar los videojuegos y su significado (si es que lo tienen).

La séptima semana se dedicó a la cultura de los videojuegos, las comunidades de jugadores, la jerga interna, etc. Los conceptos clave aquí eran la semiótica, la inclusión y la exclusión. También se habló sobre los juegos independientes y los mods.

Llegamos por fin a la “chicha”: la violencia en los videojuegos. ¿Qué propósito tiene la violencia en un videojuego? ¿Tiene importancia la forma de representarla? ¿Por qué parecen ir siempre de la mano?

En “Sexo y videojuegos”, se estudia el tema de la sexualidad, el género (cómo se interpreta en un juego: qué se espera de un personaje masculino y de uno femenino). ¿Cómo se representa el acto sexual en un juego, y cómo se hace (si es que se hace) interactivo?

Llegando ya al final del curso, se explora el tema del racismo a través (sobre todo) de los juegos de estrategia. Estereotipos raciales, conflicto racial (pensad en la libertad moral que tenemos para matar orcos, o algo más sencillo: si en Age of Empires nuestros enemigos son los franceses, tenemos casi la obligación de aniquilar todo lo que huela a francés, sin más), y cómo esta clase de conflicto muchas veces hace avanzar el argumento (pensad también en la guerra entre humanos y Locust de Gears of War). Este es probablemente el asunto conflictivo menos publicitado: estamos hartos de oír a los estadounidenses culpando a los videojuegos de la violencia juvenil, o de escuchar a Anita Sarkeesian despotricando contra la representación de la mujer en los juegos, pero yo hasta ahora no he oído nada sobre la representación de la raza en este medio.

Para terminar, un tema muy interesante, los llamados “Serious games”. Esto incluye los juegos que se utilizan para enseñar y para entrenar a profesionales. Los simuladores son el género por excelencia. El último tema que se trata es la denominada “retención del jugador”: juegos gratuitos que te invitan a pagar dinero real para conseguir un extra de dinero virtual, que te animan a invitar a tus amigos para que jueguen también (el Candy Crush de las narices), etc.


En definitiva, se trata de un curso muy completo y muy interesante para los que buscan fundamentos teóricos para el análisis de los videojuegos. No es el curso más práctico de la historia, eso está claro, pero tampoco te lo venden como tal. Es lo que es, y las lecturas complementarias son una parte muy importante, ya que te ayudan a terminar de rematar cada uno de los temas. Saludos.

No hay comentarios: