miércoles, 10 de septiembre de 2014

Coursera - Online Games: Literature, New Media, and Narrative


Al mismo tiempo que seguía el excelente curso de mitología griega y romana de Peter Struck, me embarqué en la aventura de otro curso, esta vez de la universidad de Vanderbilt (Tennessee), titulado Online Games: Literature, New Media, and Narrative, a cargo de Jay Clayton. Sin tener muy claro cuál sería el objeto de este curso de siete semanas, me apunté y empecé a ver los vídeos. Y me llevé una agradable sorpresa. Se trataba de comparar, en primer lugar, el libro y la película de El señor de los anillos con el juego online LOTRO: Lord Of The Rings Online. Comparar la ambientación, las escenas más memorables, con su representación en el juego, y las sensaciones que provocan. Es decir, comprobar la efectividad de la traducción intersemiótica, de la transmutación: convertir un libro en una película o en un juego. Por otra parte, tal vez más interesante y más profunda, el curso abordaba el estudio de la tradición de historias y novelas de aventuras en la cultura occidental, y cómo eso ha moldeado nuestra idea de lo que es un videojuego de aventuras (serie de misiones de creciente riesgo, mejora del personaje, enemigos finales...). Y lo que es aún más interesante: cómo recientemente los videojuegos están modificando a su vez nuestra idea de una historia de aventuras. Junto a esto, cada semana estudiamos una obra literaria relacionada con el romance, entendido como la novela de aventuras, de caballerías, e intentamos conectarla de algún modo con el mundo de los videojuegos. El curso tenía tres tipos de vídeos: ponencias de Jay Clayton sobre los diferentes temas; gameplays del LOTRO para analizar la representación de ciertos elementos de los que se ha hablado anteriormente; debates entre Jay Clayton y varios de sus alumnos sobre los temas tratados. El profesor destila simpatía y cariño por las obras de las que habla y es muy agradable aprender con él.

La primera semana fue una introducción a los videojuegos y su historia. Vimos el polémico tema de los videojuegos como cultura, el concepto de remediation (la transmutación entre diferentes medios), los tipos de videojuegos y su historia, y finalmente el poema Ithaca de Cavafy, un precioso poema que nos habla (así, resumiendo) de que lo que importa es el viaje, no el destino. Que al destino (en este caso equipara Ítaca con la muerte, el final del camino) llegarás viejo y sabio, y que no temas a los monstruos que encontrarás durante el viaje, porque casi todos están dentro de ti.

La segunda semana entró de lleno en Tolkien y El señor de los anillos: vida y obra de Tolkien, la popularidad del autor, los temas que trata, y luego la idea de los quests, las misiones: cuál es su función en la obra y cómo se resuelve eso en un videojuego. Como poema de la semana, Childe Roland to the Dark Tower Came, de Browning, un tenebroso relato del viaje penoso y depresivo de un caballero en dirección a una torre (y que fue la inspiración de Stephen King para su serie de La torre oscura), una siniestra vuelta de tuerca a la simpática imagen de los aventureros cumpliendo misiones en un mundo de fantasía.

La tercera semana aborda la rivalidad entre el romance y la novela realista, los personajes planos y redondos, la alegoría y esa clase de dicotomías. La escena del libro, la película y el juego que se analiza esta vez es la Cámara da Mazarbul (la tumba de Balin en las minas de Moria). La supuesta alegoría de la 2ª guerra mundial que representa El señor de los anillos (que el mismo Tolkien criticaba) también es debatida durante esta semana. La conclusión fue que la novela está llena de temas clásicos (la alianza de personajes y sociedades con diferentes personalidades contra un enemigo común, el bien contra el mal, etc.), completamente aplicables a diferentes ejemplos empíricos, como puede ser la 2ª guerra mundial. Como lectura de la semana, La Belle Dame sans Merci de Keats.

La cuarta semana se dedicó por entero a los conceptos de espacio y tiempo en los tres medios (literatura, cine y videojuegos): la construcción del mundo en el que se ambienta la historia, los problemas de espacio en el cine y los juegos, el punto de vista (y lo que implica en un videojuego) y el orden temporal. El análisis de una obra literaria se dejó para la semana siguiente.

Ya acercándonos al final del curso, estudiamos una parte de La reina de las hadas, de Spenser, además de una introducción a su vida, obra y estilo. Relacionamos una parte de la obra (libro tercero, primer canto) con las misiones de un hipotético juego, y finalmente lo vimos hecho realidad en un humilde juego creado por unos estudiantes.

Para cerrar el curso, qué mejor que hablar de los finales. Vimos las características típicas de los inicios, nudos y desenlaces, y los muchos finales de El señor de los anillos (cada vez que parece que se ha resuelto el conflicto surge otro cabo suelto, como el saqueo de la Comarca). Para terminar, un poema similar a aquel con el que empezamos el curso: Ulysses, de Alfred Tennyson, con el rey de Ítaca ya viejo y aburrido, deseoso de volver a la aventura, aborreciendo a sus súbditos, listo para dejarle el mando a Telémaco y volver al viaje, porque el viaje es lo que le mantiene con vida.

Tremendo final para un curso de calidad, que aparte de relacionar los videojuegos y el arte canónico (algo que hace mucha falta hoy en día) me ha dado a conocer algunas joyas literarias y pictóricas. Recomendado para aquellos que quieran profundizar un poco en por qué los videojuegos son como son, y por qué a veces (o a menudo) no nos satisfacen tanto las películas y los juegos como los libros. Saludos.

No hay comentarios: