viernes, 5 de septiembre de 2014

Coursera - Greek and Roman Mythology



Qué curso, señoras y señores. ¡Qué curso! Recuerdo que ya iba bastante cargadito de cursos a finales de primavera, pero cuando vi que se convocaba una nueva edición de Greek and Roman Mythology, me tuve que apuntar. No me importó que fuera un curso de 10 semanas (los que suelo hacer tienen 6, a lo sumo). Desde la primera ponencia, me atrapó y no me soltó hasta el final. El profesor, Peter Struck, no sólo tiene un vasto conocimiento de las fuentes literarias clásicas, sino que sabe transmitirlo de tal forma que es a la vez ameno y divertido y tremendamente respetuoso. Desde el primer momento en que el profesor cita el inicio de la Odisea y pronuncia la primera palabra, Andra, supe que había encontrado una rara avis, que a este tipo merecía la pena escucharlo. Y así fue. Un viaje genial en la nave de Odiseo que duró cuatro semanas, un paseo por Hesíodo, su Teogonía y los Himnos homéricos, la Orestíada, Edipo, la Eneida y las Metamorfosis.

Pero no se trata sólo de contar las peripecias de dioses y héroes. En absoluto. Eso es sólo una pequeña parte del grupo. También analizamos el carácter y la vida de cada uno de los autores, relacionando ambas cosas con el estilo de su obra, y aprendimos una serie de herramientas (el funcionalismo, el estructuralismo…) para aplicarlos a los mitos estudiados y teorizar así sobre su simbolismo y su función. De ese modo, aprendí por ejemplo que la hospitalidad abrumadora que ofrecen los feacios a Odiseo es la xenia, y que su función era promover el comercio y las buenas relaciones entre los griegos, una de cuyas bases económicas era, justamente, el comercio. Y que los personajes malvados (como puede ser el cíclope Polifemo) hacen gala de una tremenda falta de xenia, lo que lo hace aún más malvados a ojos griegos. Así, un clásico como la Odisea nos dice muchísimo sobre la gente que lo escuchaba y aprendía. Por ejemplo, yo escribí una redacción sobre el adulterio en la Odisea y cómo la asimetría de dicho adulterio (Odiseo tiene relaciones con varias mujeres y no se cuestiona en ningún momento, mientras que el papel de Penélope es no rendirse a los pretendientes) es un reflejo de los matrimonios griegos de la época clásica. Empiezas a ver la historia que aprendiste hace tantos años con otros ojos, y eso no tiene precio y siempre se lo deberé a Peter Struck. O el simbolismo de las ovejas de Helios y por qué era tan horrible que los griegos de Odiseo se las comieran. La idea de que la primera palabra del poema fuera un resumen del tema del mismo me parece fascinante, y poco a poco vas viendo cómo, efectivamente, la Odisea es la historia de un hombre y su evolución, y la figura de Telémaco como el niño que tiene que hacerse hombre pero se resiste a ello. ¡Genial! Geniales las cuestiones planteadas por Esquilo en la tragedia de la Orestíada: la rivalidad entre las relaciones de sangre y las relaciones voluntarias, y cuáles son más importantes en el mundo griego. Las importantes diferencias de la Eneida (una obra que yo consideraba poco más que un refrito) con sus dos fuentes principales (la Ilíada y la Odisea), y cómo Virgilio utiliza ideas y escenas semejantes, pero dándoles siempre un giro más de acuerdo con lo que quiere contar él.

Combinemos eso con ejercicios semanales bastante exigentes, dos redacciones que requieren analizar los mitos con las herramientas propuestas, escribir sobre ello y resumir las conclusiones, una serie de vídeos de preguntas y respuestas de los alumnos, y un foro que echaba humo de tantos debates y conversaciones sobre los mitos, sobre la representación de los mitos (la película Troya y Brad Pitt dieron mucho que hablar) y muchos otros temas. El resultado es un curso impecable. Tanto me ha gustado, que me lo he grabado en DVD para ponerlo junto a mi colección de clásicos, y que ahora las traducciones al inglés de Fagles de la Ilíada, la Odisea y la Orestíada ya están en camino. Si os gusta la mitología y quisierais conocer otros puntos de vista, profundizar en los mitos, este es vuestro curso. Si no sabéis absolutamente nada de mitología, tal vez sea un pelín hardcore para empezar, pero dadle una oportunidad, porque el profesor Struck lo vale. Saludos.

2 comentarios:

CT dijo...

Así es, esa palabrita que nombras en griego antiguo y que alude a la acogida hospitalaria deriva de ξένος (extranjero), vocablo existente tanto en griego clásico como en griego moderno. De hecho, y esto siempre me ha hecho mucha gracia, la palabra hotel en griego moderno se dice ξενοδοχείο, que literalmente significa algo así como "aceptación del extranjero".

Te recomiendo Los mitos griegos de Robert Graves. Es uno de los volúmenes más preciados de mi biblioteca.

Saludos y hasta la semana que viene!

CT

P.D.: Muy grande la foto, no sabes lo que impresiona tenerlo delante de los propios ojos... No te digo ya solo por lo imponente de la arquitectura, sino también por la de cosas que han visto esas piedras...

Loscercarlos dijo...

Mi primer libro fue de mitología, y escrito por Graves. No era ese concretamente, pero me lo apunto. Tengo unas ganas tremendas de visitar Grecia. Yo creo que si pudiera ver de cerca el ónfalo de Delfos o el antiguo emplazamiento de Troya me podría morir bien tranquilo.