viernes, 29 de agosto de 2014

Coursera - The Paradoxes of War


Tras terminar el curso de Corrección y Estilo, lo siguiente de mi lista de Coursera era un curso de ocho semanas de la Universidad de Princeton, llamado Paradoxes of War (las paradojas de la guerra), impartido por Miguel A. Centeno. Tengo que decir que este curso ha sido de los mejores que he visto en Coursera, una buenísima lección de historia y de filosofía, que no sólo me ha enseñado la evolución de la guerra y la figura del guerrero y el soldado en la historia de Occidente, sino que plantea interesantes paradojas que se dan en la guerra: el orden necesario para provocar la destrucción, el compromiso individual para formar parte de un grupo y renunciar al instinto de autoconservación. Un análisis muy profundo de lo que pasa por la mente de un soldado en medio de la batalla, y todo lo que precede a ese momento y que ocasiona la extraña situación de dos personas que no se conocen y quieren matarse. El profesor nos recomendó una seria de lecturas clásicas (Tucídides, Homero, Virgilio) y otras modernas (The Face of Battle, Barbed Wire, Carnage and Culture, Year Zero), todo ello combinado con una serie de actividades y redacciones, y sesiones de preguntas y respuestas. Un curso totalmente recomendable si te interesa la historia militar o la psicología.

El curso lo empezamos de lleno con la siguiente pregunta: ¿la guerra es natural? Después hablamos del contexto de una batalla, y nos planteamos por qué los soldados no huyen de semejante infierno. Acto seguido, una de las partes más interesantes, a mi parecer: los valores del soldado: el honor, el coraje, la fe… cada uno de estos valores, analizados en profundidad y de forma crítica; no se trata de adulación al soldado, el curso no tiene ningún tufo a belicismo. Centeno no ha sido soldado y tiene siempre un punto crítico en todos sus análisis, plantea dudas a todas esas ideas y valores ancestrales. Utilicé una de estas ideas en la primera redacción del curso, relacionando dos valores diferentes (bravery y courage) con mi tema favorito: la guerra de Troya. Si entendemos el primer valor como la falta de miedo, la imprudencia, no hay más remedio que relacionarlo con Aquiles, el héroe invulnerable, que no está atado por ningún juramento y que sólo lucha por gloria personal. Si vemos el segundo como la consciencia del peligro y la voluntad de enfrentarse a él, movido por el honor y el deber, está claro que es la definición de Héctor.

Después, comenzamos a ver la progresión de la guerra, desde el conjunto de guerreros individuales y descoordinados hasta la guerra de ejércitos, que dejan a un lado su individualidad para luchar como un todo, aumentando así su poder de destrucción. Los ejemplos propuestos son la falange griega, la legión romana y los tercios españoles; cada uno de ellos es un ejemplo de cohesión, el valor militar por excelencia a medida que la guerra evoluciona. Después llega la guerra industrial, la tecnoguerra… cada vez con más poder destructivo, cada vez más desdibujada la línea entre lo militar y lo civil, lo que es un objetivo y lo que no.

Tras esto, se realiza un análisis de los aspectos sociales de la guerra: la definición del estado a lo largo de la historia, los nacionalismos, la relación entre un soldado y un ciudadano (recordemos que en Esparta eran sinónimos) y los espinosos temas de la conquista de naciones y el genocidio.

El curso se cierra con un análisis de la historia militar más reciente: el terrorismo, la insurgencia, las revueltas internas, la guerra de guerrillas (aunque esto no tiene nada de reciente) y los nuevos desafíos (la posibilidad de una tercera guerra mundial, por ejemplo). En efecto, cuando el “enemigo” se compone de pequeñas células que atacan en varios puntos a la vez, cuando no hay forma de distinguir a un enemigo de un civil, el “ejército occidental” tradicional pierde su poder, no tiene forma de vencer a su adversario. El ejemplo que propuse en la segunda redacción fue Iraq. Tras la aplastante derrota del ejército iraquí, los estadounidenses se las prometían muy felices; habían ganado la guerra, en el sentido histórico de la palabra. Y todos sabemos lo que pasó después. Esto no es la época romana: ya no se puede diezmar impunemente a la población enemiga e imponer el sistema de la nación conquistadora. Y por eso la conquista clásica no funciona.


Como veis, el curso estimula el pensamiento y nos hace ver los acontecimientos recientes y actuales desde otro punto de vista. Recomiendo totalmente Paradoxes of War. Volveremos próximamente con un curso de mitología clásica, sin duda el mejor que he hecho en Coursera. Lisa y llanamente. Saludos.

No hay comentarios: