lunes, 10 de febrero de 2014

Vikings - 1ª temporada

Hace unas semanas, terminé de ver la primera temporada (y hasta hoy, la única) de Vikings, una serie de Canal Historia que salió hace más o menos un año. Nos cuenta la historia de Ragnar Lodbrok, un joven ambicioso que, tras muchos obstáculos en casa, será el protagonista de las primeras incursiones en Inglaterra. Dentro de unos días (el 27 de febrero), saldrá la nueva temporada. Os dejo la intro, que me parece una pasada, con ese vikingo que se hunde en el mar durante una batalla y ve desde abajo los barcos, los hombres y las armas en una tremenda tormenta:


Es una serie que me produce sentimientos encontrados. Por un lado, el argumento, el enredo me parece bastante bueno, hay numerosos personajes y bastante cambiantes: desde el propio Ragnar hasta Lagertha (su mujer), su hermano Rollo (y sus lealtades fluctuantes), el cautivo cristiano Athelstan que intenta integrarse entre los vikingos y al mismo tiempo mantener su religión, y diferentes reyes y nobles con los que Ragnar tendrá que entablar una tensa partida de ajedrez (metafóricamente hablando). Además, cualquier serie que trate temas históricos y les dé publicidad es una buena noticia en general (aunque hay verdaderos horrores), ya que populariza el género y puede dar pie a que se hagan productos de calidad. La ambientación es bastante convincente (aunque también se han sacado de la manga muchas cosas y han cometido inexactitudes, prontamente señaladas por los expertos) y tiene varias escenas e imágenes memorables. La historia de Ragnar tal y como la cuentan es un buen ejemplo (hasta ahora) del camino del héroe: empieza como un campesino más y después se convierte en un héroe poderoso; lo que no me cuadra todavía es el último paso del camino del héroe: Ragnar, un vikingo, un saqueador, ¿se sacrificará por los suyos, renunciará a su individualidad? Me cuesta verlo.

Por otro lado, ha habido muchas cosas que me han sacado de mis casillas en Vikings. En primer lugar, los personajes principales me caen gordos muchas veces. Empezando por el protagonista, que me parece excesivamente chulesco y hasta antipático. Dejando a un lado su aspecto, sus acciones a menudo dejan mucho que desear (pero esto tiene mucho que ver con la esencia de la serie: presentar como héroes a unos individuos que se dedican a saquear y matar), ejecuta a los prisioneros, provoca sin pretenderlo la muerte o el sufrimiento de otras personas. Cuando uno de los suyos muere en combate contra un pequeño ejército que los ataca después de que hayan saqueado a placer un pueblo, claman venganza como si les hubieran hecho una imperdonable afrenta. Las ofertas de paz que les hacen aquellos a quienes atacan son recibidas con risas y desprecio; cuando son invitados al castillo del rey, los vikingos se ríen de sus anfitriones y sus costumbres, Ragnar el primero. Hay un personaje que representa a un viejo vikingo al que ya no dejan participar en las incursiones, que le pide a Ragnar poder morir en combate para ir al Valhalla, etc. Desde ese momento, cada intervención del personaje será sólo para repetir que quiere ir al Valhalla, que por fin va a ir al Valhalla, que qué ganas tiene de ver a sus amigos en el Valhalla… Podían haberle dado alguna relevancia al personaje, que su adhesión al grupo aportara algo, su experiencia, sus consejos… que no fuera un descerebrado. Algo debe ir mal en la serie o en mi cabeza para que me caigan mejor los malos que los buenos, pero los antihéroes no son lo mío, precisamente (con la excepción de Batman y Spawn).

Una cosa es que a los vikingos nos los presenten como guerreros invencibles, y otra cosa es que sus enemigos sean unos incompetentes que mueran por docenas. Hay un momento dado en el que el grupo de vikingos, que no pasa de las veinte personas, es atacado por casi cincuenta soldados y tres jinetes. En lugar de hundir primero el barco de los vikingos para que no tengan a dónde huir y desmoralizarlos, lo dejan ahí, muerto de risa. Los cosen a flechazos, pero hacen el famoso muro de escudos y no pasa nada. Cuando los soldados cargan contra los vikingos, lo hacen en una misma línea, en lugar de rodear el muro de escudos.

En resumen: Vikings es una buena serie de acción y aventuras, que muestra al público la cultura vikinga, por fin sin cuernos. Yo, como soy un tiquismiquis, tengo mis reservas con la serie, sus personajes y las estrategias de combate que muestran, y me gustaría que fuera aún más fiel y profesional, pero hay que hacer concesiones a la industria, mostrar unos cuantos torsos desnudos gratuitos para encender a las espectadoras, esas cosas. Aún así, es perfectamente disfrutable y espero ansioso la nueva temporada.

No hay comentarios: