domingo, 24 de noviembre de 2013

Coursera - Introduction to Guitar




Hoy vengo a hablaros del curso gratuito de guitarra que he hecho durante las últimas seis semanas. Se trata de Introduction to Guitar, del Berklee College of Music de Boston. Ha sido mi primera experiencia con Coursera, una plataforma online de cursos gratuitos de todas las materias imaginables: ciencias, humanidades, ciencias sociales… y encontré este curso de guitarra acústica y eléctrica a cargo de Thaddeus Hogarth, un músico con varios discos publicados.


Coursera es una página muy dinámica y fácil de utilizar: una vez te creas un perfil, puedes apuntarte a los cursos que quieras. Los cursos pueden filtrarse por temas o por fechas (para ver los que empiezan pronto), y están en muchos idiomas distintos (el inglés es el más frecuente, pero también los hay en español, francés, etc.). Una vez estás apuntado, accedes a la “clase”, una página dividida en diferentes secciones: las lecciones o conferencias (vídeos del profesor explicando el temario), los anuncios del profesor (resúmenes de la semana, por ejemplo), el calendario del curso, los ejercicios semanales, los foros de debate entre alumnos, etc. (cada curso puede tener una estructura de secciones diferente). La forma de evaluar o hacer un seguimiento del trabajo del alumno es, del mismo modo que en el máster online que estoy haciendo, a través de ejercicios semanales que hay que entregar, y que son evaluados por los propios alumnos. Ya estoy planeando uno o dos cursos más para apuntarme. Hablemos ahora de este curso en particular:

Introduction to guitar es un curso muy ameno, pero no exento de dificultades, dividido en seis semanas y seis unidades en total.

La primera semana fue muy sencilla, cosas muy básicas como qué guitarra elegir, accesorios para guitarras acústicas y eléctricas, funcionamiento de los diagramas de acordes y las tablaturas. El encargo semanal era muy místico: tocar los acordes de Mi mayor y La menor y reflexionar sobre sus similitudes y diferencias. Cogí mi guitarra, toqué una cuerda y se rompió (llevaba mucho sin tocar y sin cambiar las cuerdas), de modo que pasé una hora y pico muy amena cambiando todas las cuerdas (gracias a Mistervalls por refrescarme la memoria).

En la segunda semana empezamos a trastear con la guitarra: nombres y números de las cuerdas, afinación de la guitarra con afinador y otros métodos más clásicos. Acto seguido, postura a la hora de tocar, técnica de picking (con púa) y de fingerpicking (que me cuesta horrores). Por último, strumming con y sin púa (rasguear). El ejercicio ya planteaba alguna dificultad, al tener que hacer las tres cosas al mismo tiempo que se alternaba entre los dos acordes ya vistos.

En la tercera semana, clase teórica. Unas nociones musicales básicas: los tonos y semitonos, y cómo se representan en la guitarra. El ritmo (tipos de notas, etc.) y profundizar un poco más en la notación musical. El ejercicio no era muy complicado: tocar una sucesión de notas con diferentes ritmos, e identificándolas a partir de la notación (el profesor no explicaba el ejercicio visualmente).

En la cuarta semana, nos metimos de lleno en las escalas: posiciones, escala cromática en distintas posiciones, escalas mayores y menores, digitación. Como ejercicio, tocar una serie de escalas con la digitación adecuada.

En la quinta y penúltima semana, acordes. Acordes de tríada, quintas y acordes con cejilla (a los que odio a muerte). El ejercicio de esa semana fue bastante más complejo: tocar una sucesión de acordes manteniendo un ritmo constante. Las quintas fueron un paseo, y los acordes normales los conseguí dominar, pero los acordes con cejilla… Imposible. Como colofón, tocar una canción sencilla que incluía acordes normales y con cejilla. No fue del todo mal, pero me salté los acordes con cejilla.

Por fin, en la última semana, juntamos todo lo aprendido. Después de aprender la escala pentatónica y las bases para hacer solos, y después de una demostración de los distintos efectos que se pueden aplicar con los pedales de la guitarra eléctrica, llegamos a la tarea final: tocar dos canciones completas que incluyen acordes por un lado y melodía por otro (hay que grabarlo en dos pistas distintas y luego unirlo). Aún tengo esas tareas pendientes, pero las canciones son muy fáciles, y sólo en la parte de los acordes tengo problemas. La parte de escalas y solos la llevo bien (no en vano fue en las escalas y los solos en lo que me centré cuando estuve aprendiendo guitarra en Madrid con mi profesor y amigo Samuel.

Para terminar: este curso es muy útil para los que empiezan a tocar la guitarra (aunque te irá mejor si sabes un poco que si es la primera vez que coges una guitarra). Aprendes mucho, es muy ameno y al final sabrás hacer escalas y la mayoría de los acordes, con lo que puedes empezar a tocar canciones. Es un trampolín para seguir aprendiendo, para alcanzar una cierta soltura y perderle miedo a la guitarra. Recomiendo el curso a todos los que queráis tocar la guitarra y cumpláis estos tres requisitos: saber inglés, tener acceso a una guitarra y fuerza de voluntad para seguir un curso a distancia. Aquí os dejo un fragmento de un curso más avanzado. ¡Saludos!


1 comentario:

Omar García dijo...

Hola mi nombre es Omar, también hice el curso de introducción a la guitarra en octubre del 2013 y me pareció excelente, sin embargo he intentado entrar al curso que ya finalizó para ver algunos contenidos y ya está cerrado completamente, por eso te consulto si tienes los materiales del curso principalmente de notación musical que personalmente es lo que más me costó, en caso afirmativo me puedes escribir a mi correo omargarcia.leon@gmail.com, Saludos.