jueves, 18 de julio de 2013

Mortadelo y Filemón - El nuevo "cate"

Hace un par de días, me compré un Mortadelo que siempre había tenido ganas de leer: El nuevo “cate”. Pagar 4 euros por un tebeo se me antojó excesivo, pero es que vengo de Portugal…



El tema del cómic es la Iglesia y el nuevo catecismo que surgió a principios de los noventa. Como veis, no es nuevo que Ibáñez utilice temas de actualidad en sus tebeos. Ha llegado a oídos de la Iglesia que la T.I.A. no es una institución demasiado católica en el comportamiento de sus agentes, y deciden enviar a una serie de sacerdotes para supervisar la decencia y la rectitud de la institución. Será tarea de Mortadelo y Filemón demostrar que en la T.I.A. son todos agentes modélicos en cuanto a castidad, superstición, idolatría... Por supuesto, ocurrirá todo lo contrario: los eclesiásticos acabarán escandalizados, horrorizados y gravemente lesionados.

Esta portada es una pasada, de pequeño me daba hasta miedo



Si este cómic peca (guiño-guiño) de algún defecto, es de poco divertido y algo forzado. Aparecen elementos ya vistos en otros Mortadelos, como la humillación de las fotografías del Súper por parte de los protagonistas (que las colocan en una diana, en el retrete, en el trasero de la Ofelia…). Sin embargo, es infinitamente mejor que el reciente número sobre la jubilación (verdaderamente nefasto), cuyo argumento no tiene nada que ver con el tema que sugiere el título. Éste es una crítica moderada (podría ser mucho más fuerte) a la doble moral eclesiástica, en la figura del abate Cataclismus, monseñor Estáquez, el prepósito de los Sabadicos Descalcetinados… personajes intransigentes, extremistas e iracundos, que hablan un latín macarrónico y sólo saben mandar. El tebeo concluye sin pena ni gloria, de forma muy abrupta y repentina. La sensación que tuve cuando lo terminé fue “Pofueno, pofale”. "El nuevo cate" es un tebeo típico de Mortadelo, con un tema que podía dar mucho juego, pero no tiene chispa ni gracia, podría ser mucho mejor.

No hay comentarios: