miércoles, 13 de febrero de 2013

Oporto - comparaciones en época de crisis


Como ya sabéis, estoy en Portugal. Llevo apenas unos días, pero han bastado para que yo haya podido observar algunas cosas acerca de la crisis que también afecta a este país. ¡Hablemos de números!



En Portugal viven más o menos 10 millones de personas, frente a los casi 50 millones de españoles. Aun así, su tasa de paro está en el 19’6%, frente al 25% que tenemos nosotros. Y  pensábamos que ellos estaban más en la mierda que nosotros.

Se han producido muchos recortes también en Portugal (por ejemplo, algunos descuentos en el transporte u otros servicios han endurecido sus requisitos), pero los precios siguen siendo sensiblemente más bajos que en España: he llegado a ver sitios donde el café costaba 40 céntimos, y en las cafeterías de las universidades (tanto en Oporto como en Lisboa) se come por 2 o 3 (o como dicen los puristas, “2 ó 3”) euros (que aprendan los de la Autónoma y sus menús a precio de oro).

El transporte también es relativamente barato (1,20 el viaje más sencillo) y supone un gran ahorro en papel: cada persona tiene una tarjeta en la que se cargan magnéticamente los viajes adquiridos. Los precios de los abonos mensuales son casi de chiste: si en España un abono mensual para la zona A (el centro) de Madrid te cuesta 54,60, o 35 euros si tienes carnet joven, en Oporto un abono de dos zonas (normalmente el centro y una zona más a tu elección) cuesta 30 euros, 22 si eres estudiante.

Otro ejemplo: un billete turístico de la zona A madrileña cuesta, para un solo día, 8,40. En Oporto, además de costar sólo 7 euros, permite acceder a todas las zonas con todos los transportes, obtener descuentos en autobuses turísticos, cruceros, espectáculos, bodegas, e incluso entradas gratuitas a museos y monumentos.

Es increíble cómo nos vamos acostumbrando poco a poco al encarecimiento de las cosas, y el alegrón que nos da cuando conseguimos un descuento. ¡Que no nos den gato por liebre!

En otra ocasión os mostraré los carteles que hay repartidos por Oporto, relativos al 15-M y las manifestaciones anticapitalistas y antirrecortes, porque son muy originales y seguro que os gustan. Y otro día os contaré qué caralho estoy haciendo en Portugal.

Ya sabéis, ¡visitad Oporto que la gente es muy maja y se come bien y barato! ¡Con un poco de suerte hasta conseguiré piso en abril! Beijinhos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De verdad estás comparando la red de metro de OPORTO con la de Madrid??????!!!
Y esperando que el precio debiera ser similar??!

Madrid tiene 330km de metro,
Oporto ni 80km

Y luego: el turístico de 8'40€ de Madrid a los 7€ de Oporto te parece tanto? Oporto es minúsculo y bastante pobretón, ahí vive menos gente que en Gijón.

Estás comparando una capital nacional con una ciudad provinciana. Eso no es objetividad

Loscercarlos dijo...

Yo sólo estoy haciendo una comparación a nivel de bolsillo. "Comparaciones en época de crisis", se llama la entrada. Lo que es objetivo es que el transporte es más barato en Oporto, punto. Desde luego que las dos ciudades no son comparables en muchos aspectos. Pero bueno, yo siempre he hecho apología de las ciudades pequeñas y he rechazado las capitales. Si encima la vida es más barata, para mí es perfecto.