jueves, 14 de febrero de 2013

Eels - Souljacker




Probablemente, Souljacker representa el cambio más brusco en el estilo musical de Eels. Recordemos que se trata de un grupo cuyas canciones incluyen todo tipo de sonidos experimentales con teclados, guitarras en general discretas y voces lastimeras que nos cuentan sus penas. Hasta ahora, pocas canciones nos atrapaban, nos obligaban a bailar a su son, a cantar a voz en cuello, a rasguear una guitarra imaginaria. Pues aquí llega Souljacker, publicado en el año 2001.


Un disco con sonido sucio y agresivo en los temas más rockeros (que son abundantes, como Souljacker Pt. 1, That’s Not Really Funny, What is this Note?), pero que no deja de lado los sonidos clásicos de Eels (Fresh Feeling, World of Shit…). La guitarra distorsionada, el bajo y la batería demoledores, los riffs sencillos pero contundentes y el inicio de los aullidos de Mr. E, que llegaron para quedarse, son los elementos más notables del álbum.

Se trata de un disco de carretera, perfecto para escuchar durante un largo viaje nocturno en coche. Prácticamente todas las canciones son temas increíbles, ya sea por su potencia y su ritmo o por su belleza y ternura. Escogidas de entre una multitud de canciones por no tratar tanto sobre el propio Mr. E, y por ser canciones más bien temáticas, sobre personajes como Dog-faced Boy o el chico de Jungle Telegraph.


Por supuesto, a la hora de publicar el álbum, la discográfica le puso a E un montón de pegas sobre lo mismo: no había singles, canciones pegadizas para la radio. Él (y yo, al leerlo) no daba crédito a aquello: ¿habían escuchado el mismo álbum que él? ¡Todas las canciones podían ser perfectamente singles! El disco cogió polvo en una estantería, porque nadie quería publicarlo. Cuando lo consiguió, tiempo después, tuvo un éxito increíble y fue alabado por la revista Time como el mejor disco de rock del año. La banda (porque ya empezaba a forjarse una banda completa, con Kool G Murder al bajo y Butch a la batería) se dispuso a iniciar una gira: todos se dejaron una barba muy espesa y el pelo corto como parte de la estética de la gira (Dog-faced Boy, you know). Y en ese momento, dos aviones destruyeron las Torres Gemelas. La prima de E y su marido viajaban como asistentes de vuelo.


E empezó a ser detenido en los aeropuertos, de modo que terminó por rendirse y afeitarse. Todo sea por la gira. Recordaréis, por cierto, que los fans de Eels eran, en buena parte, hipsters y gafapastas acostumbrados al sonido de los discos anteriores, y respondieron muy mal a las canciones nuevas cuando las escucharon antes de que saliera el disco. ¿Canciones de rock? ¿Versiones con guitarra eléctrica de viejas canciones sensibleras? ¿Qué está pasando? Y es que tal vez eso sea lo mejor de Eels: siempre te sorprenden. En directo o en estudio, siempre están dispuestos a hacer una nueva versión de un clásico suyo, o a adentrarse en caminos nuevos para ellos. Los organizadores de festivales siempre tienen problemas con Eels porque los suelen invitar tomando como referencia su disco anterior, de modo que pueden aparecer en un festival de rock llevando sólo un piano, o en un concierto acústico atronando el escenario con grandes amplificadores y guitarras distorsionadas. Un disco en directo de Eels tiene casi el mismo valor que un disco de estudio, porque supone algo completamente nuevo. A este respecto, durante la gira del último disco, Wonderful, Glorious, estará a la venta un disco doble en directo del Tour Hombre Lobo (ya hablaremos de Hombre Lobo, que es como Souljacker elevado a la décima potencia, tranquilos), que contiene toneladas de canciones “recompuestas”. Tened por seguro que, a menos que ocurra una tragedia, iré a ese concierto y además me compraré ese disco.


Pero bueno, estaba diciendo que a los fans no les acababa de gustar Souljacker, y que a E le daba igual. Tal y como dijo él, si prefieren el sonido antiguo, que escuchen los discos antiguos, pero que no le digan cómo tiene que sonar.

Para terminar, diremos que Souljacker supuso un giro de 180 grados en la trayectoria musical de Eels, introduciendo un nuevo sonido que ha calado profundamente en los siguientes discos (y que espero que nunca desaparezca). 

Por cierto, si comparáis este vídeo con la portada del disco, veréis un plagio bonico. Saludos.

No hay comentarios: