miércoles, 2 de enero de 2013

La escupidera - Pablo Álvarez Meana

Pablo Álvarez Meana es gestor público. Eso nos lo deja bien claro siempre. En vídeos, en su página web, en sus perfiles de redes sociales. También es una persona que ha sufrido en Internet todo tipo de burlas y parodias, ante lo cual ha tomado cartas en el asunto y está más que dispuesto a denunciar al que atente contra su honor. De modo y manera que, aun siendo esta la sección de La escupidera, voy a tratar de exponer con claridad y educación una serie de argumentos e ideas, dejando a otros (que me consta que los hay, y por docenas) las chanzas y burlas. A pesar de que en su página web Pablo Álvarez Meana amenaza a todos aquellos que reproduzcan o compartan sin permiso los links a sus páginas y sus vídeos de Youtube, no parece tener en cuenta que son de dominio público, de modo que aquí os los dejo, y que sea lo que Dios quiera.

Pablo Álvarez Meana se graduó en 2011 en la Universidad de Oviedo, en Gestión Pública y Administración Pública. Su expediente académico incluye 35 matrículas de honor y 2 premios extraordinarios. El problema es que Pablo Álvarez Meana quiso que todo el mundo lo supiera. Y se puso manos a la obra. Creó una página web, grabó vídeos y creó un perfil en Linkedin, en Facebook y en Twitter. Y a la gente le fascinó lo mucho que Pablo Álvarez Meana parece quererse a sí mismo, hasta el punto de que el icono de su página web en el navegador no es ni más ni menos que una miniatura de su cabeza.






Ferviente seguidor y miembro del Partido Popular, la mayoría de sus tweets se limitaban a manifestar su acuerdo con diversas declaraciones de dirigentes y figuras del partido. Recibió multitud de críticas, algunas razonadas y otras no, y se realizaron fotomontajes mostrando 35 matrículas de coche alrededor de un sonriente Pablo Álvarez Meana.

Se critica ferozmente a Pablo Álvarez Meana por sus maneras de político “de manual”: entonación y gesticulación muy marcadas, con mensaje nulo. Yo quizás, mencionaría su poco pulido uso del castellano (galicismos, uso liberal de la mayúscula, etc.) y sobre todo, las ideas que defiende para solucionar la crisis económica española. No creo que el hecho de considerarse “gestor público” sea demasiado compatible con la idea de reducir al máximo el gasto público y los impuestos. Sin dinero ni competencias, el sector público no necesitaría de ningún gestor. Tampoco me inspira confianza que diga que “cualquier otro camino es un error”, se me antoja intolerante y dictatorial, como si no se pudieran considerar otras vías distintas a la suya, como si Pablo Álvarez Meana estuviera en posesión de la verdad. Y es que las cifras (y ya he hablado hasta la saciedad de ello) nos muestran que la deuda pública no es consecuencia del exceso de gasto, y también que el gasto público (en Sanidad, Educación...) es una inversión que favorece el crecimiento económico. Utilizar la crisis como excusa para privatizar y reducir las competencias del Estado, impidiéndole así suavizar las diferencias entre ricos y pobres y permitiendo un enriquecimiento ilimitado y a costa de los demás no es algo nuevo, y Pablo Álvarez Meana se ha aprendido bien el manual, eso hay que reconocérselo.


También debo mencionar que su perfil de Linkedin es un claro ejemplo de cómo no hacer un currículum: una lista interminable de títulos, premios y menciones, largos párrafos explicativos y nula experiencia profesional (Pablo Álvarez Meana menciona, cómo no,  que es “gestor público”, pero no dice dónde trabaja ni qué tareas concretas desempeña). Sería mucho mejor concretar la experiencia profesional y sintetizar la formación académica, para conseguir un currículum accesible y cómodo de leer.





Es posible que Pablo Álvarez Meana no haya escogido el mejor momento para “presentarse al mundo”, y menos de la forma en que lo hace (pulsera con la bandera de España, traje y corbata… un estilo que quizá agrada sólo a una pequeña parte de la sociedad). No obstante, tengo que decir que uno de los trajes de Pablo Álvarez Meana es muy similar al que luce Gustavo Fring, uno de los mejores personajes de la serie Breaking Bad, lo cual puede ser una curiosidad, pero también puede que Pablo Álvarez Meana sea fan incondicional de Breaking Bad, lo cual mejoraría enormemente mi opinión de él.

2 comentarios:

Kahuna Nui dijo...

Podías haber dejado enlaces de los memes y de los youtubes, que son dominio público (de hecho todo eso lo es).

Alfredo dijo...

Pon los vídeos sin meterte con él!
Así, la verdad, es que se queda muy coja la entrada...
Los vidéos subílos sin miedo, loco.