domingo, 4 de noviembre de 2012

Lone Wolf and Cub - Sword of Vengeance / Babycart at the river Styx

¡Hola a todos! Recientemente he descubierto que en Japón se hicieron nada menos que seis películas sobre El lobo solitario y su cachorro. Ya he tenido la oportunidad de ver las dos primeras, Sword of Vengeance y Babycart at the river Styx, en versión original subtitulada en inglés, y tengo que decir que la adaptación del manga es bastante impresionante. 

¿No podían haberse buscado a otro actor menos... feo?
En la primera película, Sword of Vengeance, se presenta a los personajes y el conflicto principal: Itto Ogami, asistente oficial en el harakiri de los señores feudales, es expulsado de su posición, mediante un engaño, por el clan Yagyu, que además mata a su mujer. Itto decide rebelarse contra las órdenes del shogun (que exige que se suicide ritualmente por su deshonra) y llevarse con él a su hijo Daigoro, convirtiéndose en un asesino a sueldo. La película contiene las escenas y episodios más memorables de los primeros mangas, como los ronins bandidos de las aguas termales, la ejecución del señor feudal que en realidad es un niño o la huida de Itto de Retsudo Yagyu, y no se corta un pelo a la hora de mostrar sangre, heridas y desnudos. Al igual que en el manga, hay escenas francamente duras (violaciones, etc.). Las peleas están muy bien coreografiadas y los personajes y escenarios están clavados (recuerda un poco a Sin City o 300). Está muy claro que este tipo de películas son las que inspiran a Kill Bill: katanas, chorros de sangre imposibles y superioridad numérica aplastante. Es una buena película, porque calca completamente a un buen cómic que cuenta una buena historia y, además, es rápida e impactante. Fácilmente disfrutable.

En cuanto a la segunda película, Babycart at the river Styx, del título destacaría la extravagante referencia grecorromana. Esta película mezcla al menos dos historias de los mangas, con elementos de algunas otras: la de los hermanos Ben-Ten-Rai y la de la brigada de mujeres guerreras, convirtiendo a estas últimas en guerreras a sueldo de los Yagyu. Durante uno de los encargos de Itto (eliminar a un político defendido por tres terribles hermanos guerreros), los clanes Kurokuwa y Yagyu deciden eliminar al sicario, enviando a sus ninjas. Hay una escena bastante terrible, cuando las mujeres guerreras demuestran su eficacia ante los Kurokuwa, matando a uno de sus ninjas, cortándole diferentes cosas (oreja, nariz, dedos...) hasta reducirlo a un guiñapo sanguinolento. Esta segunda película es menos rápida, menos dinámica, y se entretiene más en planos largos y silenciosos de rostros. Sin embargo, no deja de lado las batallas y los duelos, sangrientos y cada vez más gore.

Sólo puedo sacarle una pega: el protagonista no me convence: Tomisaburo Wakayama, aunque esté mal que lo diga, tiene cara de gordo. Qué le vamos a hacer. Os dejo con un tráiler:

No hay comentarios: