lunes, 1 de octubre de 2012

Underworld 4: Awakening


Hace ya bastante tiempo, fui al cine para ver la cuarta entrega de Underworld, Underworld: Awakening. No puedo decir que me encantara: la película es bastante insulsa, no tiene la originalidad de la primera, con su predominio de colores fríos y la presentación de la guerra eterna entre vampiros y hombres lobo, ni tampoco la fantasía de videojuego de la segunda. La tercera no he llegado a verla (y eso que es de ambientación medieval y uno de los protagonistas es Lucian, de lejos mi personaje favorito de la saga).
(Minuto 0:39)


¿Tengo que decir por qué?
La película arranca años después de Underworld: Evolution; los humanos se han cansado de la guerra entre vampiros y licántropos, y han emprendido su propia cruzada contra ambas razas. Los licántropos se creen definitivamente extintos, y los pocos vampiros que quedan se esconden bajo tierra. Selene se encuentra criogenizada en los laboratorios de Antigen, una empresa médica que ha tenido un gran papel en la “Purga” y ahora prepara un antídoto para evitar la propagación del virus vampiro y licántropo. Selene es liberada y descubre dos cosas: que Michael, el híbrido, no está por ninguna parte, y que en su lugar hay una niña, que resulta ser hija de Michael y Selene. Aparecen personajes que mueren a los diez minutos, tanto humanos como vampiros. Finalmente, se descubre que no sólo los licántropos siguen por ahí, sino que están infiltrados en ciertas esferas de poder. Las peleas brutales entre vampiros y licántropos siguen estando, pero ya empiezan a estar un poco vistas. El argumento es muy poco profundo, sin entrar a fondo en ninguno de los temas que toca. Destaca, eso sí, la presencia del inspector Finch de V de Vendetta como científico de Antigen, y de un actor al que llamo… Coldplay:




Como digo, una peli muy olvidable, cuyo único valor es formar parte de una saga. No queda ninguno de los personajes más carismáticos: Michael, Viktor, Lucian, Marcus… nos quedamos con Selene en su traje de cuero y con un montón de caras nuevas que van muriendo rápidamente. ¡Muy mal!


2 comentarios:

Algunenano dijo...

¿Recomiendas ver alguna de las tres anteriores?

Loscercarlos dijo...

A mí las dos primeras me gustaron bastante, la tercera no la he visto. No esperes tampoco una revolución cinematográfica, pero cumplen su papel!