martes, 23 de octubre de 2012

John Carter

Una de las películas que fui a ver no hace demasiado fue John Carter. Desde que empecé a ver tráilers y a leer noticias sobre ella (especialmente en Poder Friki), me llamó poderosamente la atención esta aventura llena de monstruos y fantasía. Sólo aumentó mi curiosidad el descubrimiento de que la acción se desarrollaba en el planeta Marte. Una historia tan extravagante no podía haber salido de la nada, y mucho menos llevar la marca Disney. Efectivamente, John Carter está basada en la novela A Princess of Mars (1917) de Edgar Rice Burroughs, el creador de Tarzán. Se trata de un importante antecesor de la ciencia ficción y fantasía de los siglos XX y XXI, y fue inspiración de grandes autores como Ray Bradbury o Arthur C. Clarke. Intentaré conseguir la novela porque me atrajo bastante.

La novela parece mucho más adulta que la película. Conan, anyone?

Pero estamos aquí para hablar de la película: John Carter (en Disney ni se plantearon llamar a la película "A Princess of Mars", el marketing manda) comienza con la supuesta muerte de su protagonista, ya anciano. Su sobrino, que no es otro que el autor de la novela, Edgar Rice Burroughs, recibe el diario de Carter, y así conocemos de primera mano esta historia que arranca en el salvaje Oeste, en una guerra entre nordistas y apaches en la que Carter se niega a participar. Perseguido, termina en una cueva en la que aparece un thern, en apariencia humano, pero que trata de matarlo. Carter se defiende y acaba con él, sólo para ser transportado, con ayuda del medallón del muerto, hasta Barsoom (el verdadero nombre de Marte). Id fijándoos en la estructura campbelliana del relato (vida anterior mediocre, cruce del umbral, dones y pruebas, aliados y enemigos...). En Barsoom, Carter descubre que, debido a la gravedad del planeta y a su densidad ósea, posee una gran fuerza física y es capaz de realizar enormes saltos. Es prácticamente un superhéroe.

Por suerte para él

Así, iremos conociendo el mundo de Barsoom, las distintas razas y facciones, y la extraña mezcla de modernidad (con naves y tecnología) y antigüedad (vestiduras, armas...). Sólo diré que hay una guerra, gente muy mala y una princesa, y que Carter será el que consiga cambiar el rumbo de las cosas, aunque no le será fácil pese a sus "poderes". También habrá un giro aún más de ciencia ficción, con el descubrimiento de que los therns se dedican a manipular las civilizaciones, experimentando con ellas. La aventura de Carter en Marte finaliza cuando es engañado y devuelto a la Tierra, pese a que él está dispuesto a quedarse, casado con la princesa Dejah. Pasará el resto de sus días intentando encontrar la forma de volver. ¿Lo conseguirá? Maybe.


El bicho verde es Willem Dafoe, ¿sabeh?

Lo cierto es que John Carter me gustó, no puedo negarlo. Me gustó por la ambientación general, por el mundo que plantea y por lo que sugiere, por la creatividad al imaginar un mundo como Barsoom, los poderes de Carter, impresionantes pero lógicos y razonados, las distintas razas alienígenas, con seis extremidades como rasgo característico... Pero no me gustó lo que me cuenta la película ni cómo lo resuelve. Sólo puedo sacar como conclusión, por lo tanto, que el mérito es de la novela y de su autor, no de la película, que no aporta nada. Se parece mucho, estéticamente, a la película Prince of Persia, también de Disney. Quizá por eso se ha simplificado un poco el argumento y se han "aplanado" los personajes, dando a la historia un tono más infantil. Lo sabré cuando lea la novela.

Eso sí, el perrito Woola es el mejor personaje de la película

Un saludo, it's good to be back.

No hay comentarios: