miércoles, 1 de agosto de 2012

Seagate Goflex 1TB: la pesadilla viviente

Sabéis que yo, cuando escribo en el blog, intento mantener un estilo formal, con alguna que otra gracia, pero manteniendo siempre la compostura. Hoy no va a ser así. Porque hoy, en La escupidera, vamos a hablar de mi disco duro multimedia, el fabuloso Seagate Goflex de 1 terabyte. 

Esta mujer también se compró un Seagate y mirad cómo ha terminado.


Imaginaos que un día me digo: estoy harto de tener que racanear con el espacio de mi ordenador, tener que borrar las series cuando termino de verlas por falta de espacio. ¡Compremos un disco duro multimedia! Con esto en mente, me voy para la Fnac y busco. Y encuentro: el Seagate Goflex reproduce todo tipo de archivos de vídeo y subtítulos, música y no sé cuántas cosas más. Tiene conexión HDMI y escupe lacasitos cada media hora. Estupendo, ¡yo me lo compro!

Dedico semanas a descargar gigas y gigas de putas series que quiero ver, las voy pasando al disco duro y borrándolas del ordenador, y por fin llega el momento de probarlo. Magnífico, se ve muy bien. Reproduzco cinco capítulos de Breaking Bad, la película de Boogie el Aceitoso y alguna otra cosa más. Llega la noche: ¡vamos a ver más cosas! Lo conecto, me voy a Vídeo y... No se encontró ningún archivo reproducible. Conecto el ordenador al disco duro para ver qué cojones ha pasado.

Los archivos están dañados o son ilegibles.


Horas y horas de descarga, clasificación meticulosa, cambio de nombres de archivos y subtítulos para que encajen y ahora esto. Todas las películas que he ido coleccionando en mi ordenador... a la mierda. El disco duro tiene un fallo de fábrica. Los archivos son irrecuperables. Voy a la Fnac y me dan un vale para que compre otro. Esta vez no cojo el primero del estante, rebusco un poco y saco uno de atrás. Superstición, imagino.

Repito el mismo puto proceso: días de descarga de películas, series... y las paso y las borro del PC. Me lo llevo al pueblo y vemos Rec 2. De puta madre. Me lo llevo a casa y veo The Tell-tale Heart. Guachipé. Inmediatamente después... Reconociendo dispositivos... el disco duro se reinicia... reconociendo dispositivos... el disco duro se reinicia... reconociendo dispositivos... el disco duro se reinicia...

Míralo. Míralo qué hijo de puta.

Arranco el enchufe de ese puto trasto inútil, lo empotro en su caja y me enfurruño en el sofá. Voy a tener que volver a la Fnac, no me van a querer devolver el dinero y me van a dar otro puto vale para que me compre otra vez esa puta mierda de disco duro. Estoy hasta los cojones de Seagate y su mierda de disco duro multimedia. Hasta los cojones de tener a mi Toshi echando humo para que luego todo ese trabajo se vaya a la mierda en un segundo. Esta vez intentaré recuperar los archivos ya que parece que no están dañados, a ver si el fiasco no es absoluto. Necesito hacer daño. Casi tengo ganas de que se borre todo para siempre y no tener que engancharme a más mierdas audiovisuales. Joder. Me cago en Dios. Tendré que tomar medidas extremas.

Y "Extreme ways" es el tema de Moby que vamos a escuchar. No sé muy bien de qué habla, pero se aplica de puta madre a mi experiencia con Seagate: It fell apart, like it always does.

Saludos.



5 comentarios:

Algunenano dijo...

¿De verdad necesitas que el disco duro sea multimedia? ¿No te vale uno normal?

Loscercarlos dijo...

Más cómodo... y se puede ver en cualquier sitio que tenga tele. Mejor dicho, se podría ver, si funcionara. Por lo menos el tercer disco funciona bien, de momento.

Lavernne & Persephone dijo...

Esos discos duros son muy delicados, si los mueves de sitio mientras están en funcionamiento (a veces aunque no estén encendidos) ocurre lo que te ha ocurrido a ti, por eso yo no me lo compré, porque hasta con un disco duro normal ya tuve que recurrir a un programa de recuperación de archivos porque lo había perdido TODO. Y suerte que lo pude recuperar, que si no... En fin, mucha suerte con tu "magnífico" disco duro multimedia =)

Anónimo dijo...

hola a mi me ha pasado igual con lo de que no pare de reiniciarse. has encontrado alguna forma de solucionarlo? saludos

Loscercarlos dijo...

Pues lo que hice fue ir a la tienda y que me lo cambiaran (la garantía seguía en vigor). Mi tercer disco duro, sin embargo, hasta el momento funciona como la seda. De modo que mi consejo es que vuelvas a la tienda para que te lo cambien por uno nuevo, porque probablemente sea un defecto de fábrica y haya una serie de GoFlex defectuosa. Con suerte, al final te tocará uno que esté bien. Es un buen disco duro, tiene muy buenas características, pero no he tenido mucha suerte.