sábado, 25 de agosto de 2012

Brave - bien pero no lo suficiente


“Brave” es la última película de Pixar, y me produce sensaciones encontradas. Antes de nada, voy a hablar un poco del argumento:

La película nos traslada a un reino medieval-céltico, fácilmente identificable con Escocia. Eso, por supuesto, sólo puede ser bueno: guerreros, música de gaitas, seres mitológicos… Además, la protagonista es la princesa Merida, una muchacha que desprecia los vestidos y el telar en favor del tiro con arco y los caballos. Recuerda muchísimo a Kayley de “La espada mágica”: una chica valiente y fuerte que no quiere ni oír hablar de matrimonio ni de labores caseras, y que mantiene una relación tormentosa con su madre. Los tres pretendientes de Merida deben competir en unos juegos, y Merida decide tomar parte ella misma para ganar su propia mano. El comienzo es prometedor, ¿verdad?


¡Zas!
La película es impecable visualmente: las texturas y los colores lo llenan todo. Los personajes son todos entrañables, y el inicio de la película es muy bueno. El problema es que la película va cuesta abajo desde entonces (tranquilos, no hay spoilers). Todas las posibilidades que ofrecía el planteamiento inicial se reducen a una sola, muy poco arriesgada. Infantil y predecible, más bien. Lo cual está muy bien, pero redirige la película a un público muy concreto. Y eso, tratándose de Pixar, que ha hecho películas como “Wall-E”, “Toy Story” o “Up”, me deja mal sabor de boca. Es decir, no me parece que la película tenga un nudo y un desenlace deficientes, es sólo que me esperaba algo mejor, creo que se han desperdiciado muchas oportunidades. Me ha gustado, no lo voy a negar, pero me quedo con la sensación de que podría haberme gustado mucho más (TWSS), es una película que podría haber tocado el cielo.

Y “Touch the Sky” es la canción de la banda sonora que vamos a escuchar tras este breve análisis:


2 comentarios:

Anónimo dijo...

En mi humilde opinión, el corto La Luna que va antes que la propia peli le da mil vueltas. He dicho :)

Loscercarlos dijo...

Cierto, se me olvidó hablar del corto! Muy, muy bueno!