martes, 24 de julio de 2012

El mundo es un pañuelo - David Lodge





"El mundo es un pañuelo" es una novela totalmente fascinante. Me (nos) la recomendó el profesor de Literatura Comparada, Iván Martín Cerezo, y entiendo que sea de sus favoritas. El autor, David Lodge, es un profesor de literatura que escribe ensayos y libros de teoría literaria, pero también novelas como esta que tenemos aquí. David Lodge habla en su novela de la literatura, no nos vamos a engañar. "El mundo es un pañuelo" está pensado para lectores que tengan un mínimo de conocimientos de lingüística y teoría literaria. 

Se trata de una novela "de campus", cuyos personajes son en su mayoría profesores que viajan de congreso en congreso, dando conferencias y defendiendo teorías lingüísticas y literarias. Con esta excusa, Lodge nos cuela el formalismo ruso o la deconstrucción de Derridá. Pero es que además el autor nos va a demostrar estas teorías en la práctica, nada menos que con sus propios personajes. El protagonista es Persse McGarrigle, un joven profesor idealista, virgen y soñador, que encuentra en uno de estos congresos a una muchacha de la que se enamora perdidamente, y en pos de cuyo amor emprenderá un épico viaje por todo el mundo, de congreso en congreso. Existen muchos otros personajes: Morris Zapp y Philip Swallow son los más importantes de entre ellos, y cada uno vive su propia aventura (amoríos, acción...), cruzándose sus caminos de cuando en cuando con los del joven Persse. Y cuando digo que Lodge juega con sus personajes para hablar de literatura, me refiero, por ejemplo, a que aparecen la mayoría de los elementos típicos de la literatura clásica: la anagnólisis (reconocimiento del hijo perdido por los padres), la confusión de identidades, el viaje (en este caso de Persse)... guiños continuos para quien sepa verlos. Los juegos de palabras son también constantes, y el humor es un hilo conductor a lo largo de todo el texto.

Por otro lado, Lodge se dedica a desvelar las miserias de la profesión docente, con una multitud de profesores compitiendo para recibir una prestigiosa beca de la UNESCO que les permita vivir "investigando" gracias a una jugosa subvención. Las rencillas y las rivalidades son constantes, las críticas personales a la calva de este o la tripa de aquella también. Lo cierto es que desmitifica bastante la visión que pueda tener un alumno de su profesor, ya que el libro los muestra ya no como personas, sino como personas bastante mediocres, incluso miserables.


Hay quien critica que los personajes son planos, que la historia es estúpida, que el libro cansa, aburre e irrita, pero creo que simplemente se está mirando con ojos equivocados: Lodge no trata de escribir una historia original, rompedora, sino que está demostrando su erudición y tratando de transmitirla. Llámesele fanfarrón o vanidoso, si se quiere, o llámeseme simplón o poco exigente, pero consigue crear una novela que no sólo entretiene y hacer reír (mucho, en mi caso) sino que enseña y demuestra.

6 comentarios:

Algunenano dijo...

Oye Loscer, ¿has leído El Nombre del Viento (o la saga en general que forma este y sus sucesores)? Lo pregunto porque la acabo de leer esta semana pasada y me ha gustado bastante como para recomendartela.

Algunenano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loscercarlos dijo...

Pues no, la verdad es que no la conocía. Buscando algo de información no tiene mala pinta (aunque que en la foto de Wikipedia del autor salga vestido de gnomo... bueno, para qué me voy a engañar, eso sólo lo mejora), igual la busco y todo!

Algunenano dijo...

Si no te importa leerlo en inglés (edición bolsillo) te lo presto a cambio de una tarde de videojuegos. Name the time and plane

Loscercarlos dijo...

Va, este finde estoy liado pero... ¿el lunes?

Algunenano dijo...

Me parece correcto.