domingo, 27 de mayo de 2012

Crossed



Hace ya un tiempo, me estaba yo dando una vuelta por la sección de cómics de la Fnac, cuando me topé con algo muy raro.


¿Perdón?
 
Voy a intentar explicaros lo que es Crossed. Se trata de una serie de cómics del guionista Garth Ennis, autor de Preacher (ya hemos hablado de esa serie en cierta ocasión), entre otros. Y la premisa de la historia es la siguiente: una plaga afecta a la humanidad. Se transmite con una única gota de sangre de un infectado a una persona sana. Pero no se trata de zombis. Los infectados sufren como síntoma evidente una cicatriz en forma de cruz en la cara, de ahí su nombre de crossed (cruzados). Un crossed sigue estando vivo, sigue siendo inteligente, pero se abandona totalmente a sus instintos más viles y malignos, y sólo busca el sufrimiento de los demás y la satisfacción sexual. Cuando encuentre a una persona sana, no parará hasta torturarla, mutilarla, violarla y matarla, todo ello con una expresión de felicidad infantil en el rostro. Ignora el dolor y las heridas, incluso se las inflige a sí mismo. No tiene piedad ni de las mujeres, ni de los viejos ni de los niños o los bebés. Si no tiene seres humanos o animales a mano, no tendrá inconveniente en sodomizar y torturar a sus propios compañeros. Son inteligentes, tanto o más que los humanos, y pueden utilizar armas, vehículos y herramientas. Son algo mucho peor que un zombi: somos nosotros mismos.

Qué tipo tan encantador.

Sinceramente, con Preacher ya quedé impresionado con la violencia extrema y la escatología, pero esto lo deja a la altura del betún. Nunca en toda mi vida he visto semejante desfile de brutalidad, salvajadas y crueldad, sin ningún tipo de cortapisa moral. He visto una piscina de sangre donde se bañaban los crossed junto a los restos de sus víctimas, he visto a una mujer violada con un rastrillo, una embarazada que se saca a su bebé de la tripa y se lo come, a un crossed con el rostro oculto tras una máscara hecha con la piel y las coletas de una niña, campos de gente empalada, despellejamientos faciales en vivo, todo tipo de burradas vomitivas, una detrás de otra, en una incansable procesión de violencia. Y yo sé lo que intentan decirnos con el cómic, porque si los crossed ya resultan aterradores, los humanos protagonistas no son muy distintos: un padre que además de proteger al grupo viola a sus hijas, un psicópata enajenado que elimina a sus compañeros uno a uno… Los crossed no son más que un reflejo extremo y exagerado de lo que habita en nuestro interior. Son una banda salvaje de monstruos en busca de diversión a costa de quien sea.



Pero la verdad es que esto me supera. Aunque en ocasiones se le dé un tratamiento cómico a la violencia extrema, cosa que incluso entiendo, y al final te metes tanto en ese horrendo mundo repleto de sangre y vísceras que hasta lo ves con algo de normalidad, Crossed es una serie de imágenes infernales y de pesadilla que me altera bastante y me hace pensar en la clase de mente capaz de idear tal cantidad de bestialidades. Me causa sentimientos similares a los que me produjo la película de Se7en (pero a un nivel mucho menos sutil). Crossed, para el que lo quiera: yo paso, ya he visto más de lo que me habría gustado. Y he escogido las imágenes con cuentagotas, para no obligar a nadie a ver esta clase de cosas si no quiere.

2 comentarios:

Clarus dijo...

Mother of God! Se le ha ido la chaveta por completo al pobre Garth. Que conste que Preacher me devolvió a la cultura del cómic y pienso que es uno de los mejores que he leído pero esta cosa de los cruzados pasa de castaño oscuro... ¡qué miedín! Con -3 ganas me he quedado de leerlo, hoyga.

Loscercarlos dijo...

Lógico, me alegro de no ser el único. Lo malo es que con la tontería me he leídos dos tomos enteros en la Fnac, y desearía no haberlo hecho, porque son verdaderamente enfermizos.