miércoles, 8 de junio de 2011

8 de junio

Hoy, miércoles 8 de junio, leo en el periódico las siguientes noticias:

En Madrid, más de treinta barrios carecen de dotaciones básicas como bibliotecas, colegios e institutos, polideportivos o centros de salud. Antes de privatizar servicios o de hacer cosas tan vistosas como bachilleratos de excelencia e institutos bilingües, señora Aguirre, tenga la decencia de atender a todos los ciudadanos de su comunidad que pagan impuestos para que usted vaya en coche oficial.

Gallardón quiere «un paso atrás de lo público». Efectivamente, se muestra en defensa de la gestión privada de los servicios y dijo en la IE Business School (ya se le ve el plumero) que «lo público tiene que saber dar un paso inteligente hacia atrás para que ese espacio lo ocupe lo privado». No, gracias, ya hemos visto lo que pasa cuando le das poder a las empresas privadas: corrupción, irresponsabilidades y catástrofes financieras por las que no rinden cuentas. Que sigan pidiendo privatización me parece una locura, no aprender de los errores del pasado.

La UE ofrece 150 millones de euros en ayudas para la agricultura española, cuando las pérdidas superan los 200 millones CADA SEMANA. Y bien saben los agricultores que de ese dinero ellos no van a ver más que la goma que sujeta los fajos de billetes. Pero aún hay más: Bruselas sugiere a España que haga más recortes sociales, aumente la edad de jubilación y los años de cotización. Aquí todos se defienden unos a otros. Vamos a ver, lo que hay que hacer es reformar todo el sistema, librarnos de los parásitos que cobran en un mes lo que otros no ganan en diez años, las instituciones inútiles como el senado o la monarquía, etc. Dinero hay, lo que pasa es que no lo sueltan ni a patadas. A todo esto:

Islandia juzga a su ex primer ministro por su responsabilidad en la crisis bancaria. Por sus negligencias graves, por haber desoído las advertencias de la crisis bancaria. Es la primera vez que se juzga a un político por este tema. Y espero que no sea el último. En el trullo tenían que estar Aznar, Zapatero y los banqueros, por habernos jodido (o haber dejado que nos jodieran), por haberse dejado llevar por la avaricia jugando con el dinero de los demás y pretender ahora que lo paguen los demás, los currelas. Sólo tendrán éxito si se lo permitimos.

Los indignados de Sol se marcharán el domingo de la plaza. Se levantará la acampada, trasladándose el movimiento a los barrios. Las asambleas seguirán teniendo lugar. Lo digo aquí y ahora: a los políticos sólo se les toca los cojones si los sigues a donde van, a sus mítines, inauguraciones, actos oficiales, etc. Sólo si no les quitas ojo y estás atento a lo que hacen, qué es lo que firman, etc. Y por eso me entristece que nadie acudiera a la convocatoria con motivo de la constitución del nuevo Parlamento regional. Sólo espero que no decaiga, porque eso es lo que están esperando, que se bajen los humos y volver a atontarnos con tele y fútbol.

En EEUU quieren condenar a cadena perpetua a un niño de 12 años que mató a su hermano. Sabemos que en EEUU creen que lo que hay que hacer con un criminal es encerrarlo y dejarlo que se pudra. Que no creen en la recuperación de los presos. Pero que quieran condenar a un niño a la cárcel de por vida es una locura. Tiene 12 años, es maleable, puede ser reeducado, ya puestos podríais darle la inyección y os olvidáis del tema.

La novela romántica saca los colmillos. El vampiro está cayendo en la miseria más absoluta, reducido a ser la fantasía erótica de adolescentes hormonadas y de viejas solteronas. Por una vez, me alegro de que el zombi sea una criatura podrida y apestosa, así por lo menos estará a salvo de las garras «crepusculares».

Nada más, que paséis un buen día.

2 comentarios:

Sofía dijo...

"reducido a ser la fantasía erótica de adolescentes hormonadas y de viejas solteronas. Por una vez, me alegro de que el zombi sea una criatura podrida y apestosa"

Ains.

Clarus dijo...

Amen.