jueves, 24 de febrero de 2011

Estilo académico

Estoy intentando leerme unos ensayos sobre traducción y he tenido que dejarlo. No me gusta el estilo académico. Me parece que es un intento de fingir que el contenido de un texto es más sesudo de lo que realmente es, y lo único que consigue es llegar a un número menor de lectores, tanto por los que no pueden empezar a leerlo como por los que se hartan de tanta retórica y tan poca chicha. Una cosa es escribir de manera formal, sin vulgarismos y con una puntuación correcta, y otra muy distinta es esto:

"Gramática, vocabulario y semantismo exhiben unos rasgos que se constituyen como elementos diferentes y elementos que significan, que revelan una concepción del mundo subyacente, es decir, inconsciente para ellos, que aguarda tan sólo al investigador que desee hacer patente lo oculto."

En otras palabras: Cada lengua tiene elementos que reflejan el modo de entender el mundo de sus hablantes, pero esto no se ve a simple vista y hay que investigarlo.

Dejaré que saquéis vuestras propias conclusiones. Si también os interesa el apasionante mundo de los culturetas que se lo hacen, aquí os dejo el blog Cultureta Watch, que recoge muy buenos ejemplos de textos y autores cuya prosa raya en lo ridículo.