sábado, 13 de noviembre de 2010

The Walking Dead

Bueno, después de haber visto los dos primero capítulos de la serie Los Muertos Vivientes (The Walking Dead), puedo decir que me ha gustado mucho, que es un orgasmo psicológico continuo para los amantes de la casquería y los zombies.

Aún así, como friki perfeccionista que soy, hay un par de cosillas que me amargan la experiencia:

El ritmo: Hay una sensación de rapidez que no es la que deberían transmitir los zombies. La gracia de los zombies es que van a paso de caracol, pero que no se cansan, y tú sí. Los zombies de esta serie no son hiperrápidos, pero pueden ir al paso normal de un humano con prisa. Podéis verlo aquí:

Y eso sí que no. La idea es que están muertos y que algo desconocido los anima y los empuja a moverse. Pero sus cuerpos son inútiles, no pueden caminar deprisa, no pueden subir por una escalera de mano ni utilizar herramientas (las piedras tienen un pase), ni mucho menos encaramarse a una valla y saltar por encima.

Pero la sensación de "corre, corre, corre, que te agarran" no debería estar ahí, porque, repito, los zombies van muuuuy despacio y su ventaja es su número y su falta de cansancio. Aún así, hay muchas películas de zombies y muchas versiones, e incluso en La Noche de los Muertos Vivientes (Dios, qué mal lo pasé cuando la vi) los zombies a veces van relativamente deprisa:
http://www.youtube.com/watch?v=SDfJ5z1eUrQ&feature=channel


El truco de untarse de restos zombies, arrastrarse y gruñir para pasar por uno de ellos...NO DEBERÍA FUNCIONAR.

Vale, en esta serie funciona. No pasa nada. Y lo último que quería añadir es que a los muertos normales no les crecen ni las uñas ni el pelo, y por tanto la escena en el hospital donde se ven las uñas garrudas de unos zombies que llevan mucho tiempo encerrados no se explica a menos que murieran en ese estado. En fin, no se puede tener todo ni esperar que todo sea como a ti te parece que debería ser. Gran serie, me alegro mucho de que los vampiros hayan caído finalmente y estén siendo sustituidos por los zombies. Porque como dijo el doctor Repronto, el vampiro era a lo que se temía en el tiempo de nuestros abuelos, representaba al aristócrata putero que te roba las tierras y se cepilla a tus hijas. Y el zombie representa a lo que se teme hoy día, lo que vemos por la tele, masas enfurecidas, ensangretadas y vociferantes. He dicho.

1 comentario:

Neza dijo...

Menudo ascazo con la última de zombies que vi... todo el rato tripas y sangre =)