miércoles, 25 de marzo de 2009

Más reflexiones

Bueno, siempre estoy con el mismo tema, pero es que es el que más me preocupa. Cierta conversación me ha hecho plantearme:¿ de qué me ha servido todo esto? Todo el rollo mitológico, fantástico, warhammero, el escribir, los videojuegos, incluso el estudiar una carrera como Traducción...en sentido práctico es totalmente inútil. La gente estudia carreras que dan dinero, y emplea su tiempo libre en cosas prácticas. Todo el mundo quiere acabar su carrera cuanto antes y empezar a ganar pasta para empezar a gastarla. Y aquí estoy yo, perfecto inútil, que vivo en mi propio mundo, rodeado por cosas que me gustan pero que no son en absoluto prácticas, en las que empleo la inmensa mayoría de mi tiempo. No sé conducir ni sé cocinar, sólo sé escribir e imaginar, todo ello cada vez menos.
Entonces, ¿habré desperdiciado mi tiempo? ¿Hubiera sido mejor hacer lo que todos los demás? Pues...yo qué sé. Ya es tarde para cambiarlo, pero incluso aunque pudiera, no creo que lo hiciera. Porque la vida que he vivido hasta ahora me ha dado muchas cosas que muy pocos tienen. Pocos saben hoy día quiénes son Anpu y Bata, cómo perdió la mano Tyr o de dónde viene la palabra Thursday. Claro que...¿de qué sirve eso? Creo que el problema está en la propia pregunta. Pues no sirve absolutamente para nada. Igual que ser escritor, tampoco sirve para nada. Ahí está su encanto. Voy cortando que tengo que hacer la Task (¿alguien sabe la diferencia entre los predicados léxicos de Bill was assumed to be honest y Bill was asked to be honest?) Imagino que si la supiérais, estaríais haciendola y no aquí leyendo este montón de letras.

No hay comentarios: