miércoles, 25 de febrero de 2009

Despedida y cierre

Se ha podido comprobar que a mis escasas lectorAs no les interesa demasiado la mitología. Así que me complace anunciar que aquí termina mi “ciclo odínico”. Sólo quería hacer constatar que los mitos nórdicos no sólo son un conjunto de historias extravagantes sobre dioses, monstruos e increíbles hazañas. Realmente influían en la vida de las personas. Los hombres sentían la necesidad de vencer al temor. Odín los despreciaría y rechazaría de no ser así. Afrontaban la muerte riendo para entrar en el Valhalla por la puerta principal. Todo esto ya se ha perdido (ver “Más pensamientos”, publicado en este mismo blog) Además, los mitos nórdicos explicaban las cosas cotidianas. Tres ejemplos:

Odín, que representa al cielo, tenía tres mujeres, que representan a la tierra en sus múltiples formas: Jord, la tierra no cultivada por el hombre, Frigg, la tierra labrada y explotada, y Rind, la tierra invernal. También los griegos tenían sus equivalentes: Deméter y Gaia (la tierra cultivada y la tierra virgen), pero no hay equivalente con Rind porque los griegos no conocían los duros inviernos nórdicos.

Fenris es atado pero no asesinado por los dioses, aunque estos saben que al final tomará parte en el Ragnarok. Fenris representa al fuego, que atado resulta útil para el hombre, desatado causa la mayor devastación, pero por su utilidad no se atreven a matarlo (extinguirlo)

Una vez, Thor y Loki se fueron de parranda y acabaron en el palacio de Utgard-Loke, que los sometió a varias pruebas. Una de ellas era vaciar un cuerno de hidromiel en tres tragos. Thor, patrón de los hooligans, probó suerte. Aunque el cuerno no era especialmente grande, el gran Thor no fue capaz de vaciarlo. Más tarde se enteró de que Utgard-Loke había conectado el cuerno con el mar, y que su hazaña había sido grandiosa, pues había logrado que el nivel del mar bajara bastante. A esto se llama marea desde entonces.


Bueno, quiero terminar diciendo que espero que hayáis vivido estos pequeños fragmentos de la inabarcable mitología nórdica de manera tan intensa como yo. Aunque no creo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que no lo hemos vivido de manera tan intensa??
Te creía más inteligente, Loscer...

TalesLoscer dijo...

Bueno, lo digo por los demás, claro está. XD

Persephone dijo...

¡¡¡Eso no es cierto!!!
Me encanta la mitología, y es mejor leerla con tu punto gracioso que en plan libro de sociales.

Repito: Me encanta!!!