miércoles, 14 de enero de 2009

La traducción de la palabra inglesa Nail

¿Qué pasa con la palabra inglesa nail? Pues os lo voy a contar. Tiene dos traducciones al español: uña y clavo. Pues resulta que nadie la traduce bien. Pensaba hacer mi investigación de Lingüística sobre este tema pero me pareció algo breve (si bien intenso). Tengo tres ejemplos de malas traducciones.
La primera es del relato de Conan Red Nails. Cualquiera que lo lea se dará cuenta de que la traducción correcta es Clavos Rojos y no Uñas rojas. En el relato, los habitantes de una extraña ciudad están en constante guerra. Un bando guarda las cabezas de los enemigos como trofeo; el otro, más fino, coloca un clavo rojo en un gran pilar por cada enemigo muerto. Está claro que uno no clava uñas en una columna, ¿no?
El segundo ejemplo es del manual del juego Max Payne.Ya me sonó raro cuando leí: Los enemigos lo harán lo mejor que puedan para superar a Max y poner sus zarpas en su ataúd. ¿¿Perdón?? Y claro, resulta que hay una expresión que dice algo como to put mails in somebody’s Coffin. Lo cual significa poner clavos en el ataúd de alguien, o sea, contribuir a su muerte o destrucción. Pero claro, no tenemos un diccionario de calidad y optamos por la gilipollez de las uñas-zarpas.
El último ejemplo es de la mitología nórdica. En cierto libro (que, por lo demás, está excelentemente traducido) se menciona a Naglfar, un barco hecho de nails en el que embarcarían (además de en otros barcos) los gigantes del fuego, los Jotuns y los muertos del Infierno, acompañados por Loki, Hrym, Hel y Surt par la batalla final con los dioses y los einherjes en el Ragnarök. La traductora traduce nails como clavos, y dice que por eso los nórdicos debían morir con un número par de clavos, porque si no darían material para la construcción de Naglfar. Muy bien. Estupendo. Resulta que el barco está hecho de las uñas de los muertos, y por eso a los nórdicos que morían les cortaban las uñas. Esto es una prueba de lo que puedes crear si no compruebas lo que has escrito. Con mirarlo en Internet o en otros libros, o consultar a alguien, hubiese bastado.

5 comentarios:

Persephone dijo...

Vaya, tu blog es una fuente de conocimiento...
He aprendido de esta entrada un poquito de todo, desde mitología a traducción.
Me ha dado que pensar esto, por muy tonto que parezca...

Neza dijo...

Confundir otra cosa, bueno...
¡¿Pero uñas y clavos?!

Cecilia dijo...

¡Muy interesante tu artículo! Por que en esencia, habla de lo que yo sostengo: para traducir, hay que investigar, como explico acá: http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/la-investigacion-en-el-campo-de-la-traduccion-2009-01-22.html

Algunenano dijo...

Tienes demasiado tiempo libre, Loscer. Deberías haberte puesto a estudiar algo constructivo xD

TalesLoscer dijo...

Algún enano de por aquí es un gracioso.