domingo, 16 de noviembre de 2008

after- Epica concert!!!!!!!!!!!!!!!!





Todo empieza en una cola kilométrica. Aunque habíamos llegado una hora antes, la gente ya estaba allí desde hacía mucho. Pero bien mirado teníamos a mucha más gente detrás que delante, así que no estuvo mal. A las ocho-ocho y cuarto se abren las puertas y la gente se precipita al interior de la Sala Caracol. Bombardeado continuamente por publicidad de otros conciertos, recibo un disco gratis de una banda llamada Westfallen Park (bastante buena), y le tiendo mi entrada, con aire jovial, a uno de los gorilas de la puerta, que arranca una esquina sin consideración ni jovialidad alguna y me la devuelve. Nunca he visto dos gorilas como aquellos. Yo me considero alto, pero aquel tipo podía darme capones con la barbilla. Embutidos en cazadoras de cuero, ambos gordos, calvos y con perilla, cara de pocos amigos y vozarrón de ogro.

Una vez dentro, Metal gótico y power a toda pastilla, lavabos, un guardarropa y, al fondo, la sala. Una barra con aspecto de cara, un pequeño puesto donde una holandesa se hacía rica vendiendo ropa más bien barata con los nombres de Epica y Amberian Dawn (camisetas, sudaderas con y sin cremallera, gorros, muñequeras, collares, carteras, pegatinas para el coche…). Si bien he dicho que eran baratas, soy más bien débil y fui seducido tanto por la ropa como por la holandesa. Hechas las compras pertinentes, cargando con cartera, móvil, llaves, publicidad, disco gratis y cazadora vaquera, me situé relativamente cerca del escenario. No sé por qué, estaba sonando una canción de La Bella y la Bestia cuando aparecieron los finlandeses Amberian Dawn. Me parecieron bastante similaresa a Epica, la cantante Heidi (no es broma) era, qué originalidad, pelirroja!! Dos guitarristas, uno de ellos con una guitarra verde fosforito muy cantosa. El bajista era el más carismático, con cara de concentración pero bromista y muy simpático. Al teclista y el batería no se les veía bien, pero en conjunto la banda sonó estupendamente. Canciones un poco parecidas entre sí, de tono épico pero también intimista y bastante oscuro. Tocarían unas cinco antes de dar paso a EPICA (sólo tienen un disco).










De inmediato la gente se animó, las manos se alzaron y a partir de ahí todo ocurrió muy rápido: Gente coreando a Simone y a Mark, gritos de ¡Epica, Epica!, aplausos, símbolos del rock con las manos, mucho head-banging y mucha emoción. Pero hablemos de qué tal lo hicieron:
El nuevo batería ha demostrado ser un digno sucesor de Jeroen, se marcó un solo mientras el resto de la banda descansaba y todos aplaudimos y lo jaleamos. Ad e Yves siguen igual de seriotes que siempre. Los más animados eran Coen, Mark y Simone. Simone, qué decir de ella. ¡¡Desde que salió todos nos quedamos boquiabiertos!! No paró de mover la cabellera durante las partes instrumentales,
su dulce voz nos encantó y sus caderas nos acabaron de hechizar. Los grunts de Mark nos golpeaban como lo hubieran hecho los puños de los gorilas aquellos. Me sorprendieron gratamente porque se oían muchísimo más fuertes, potentes y atractivos que en el disco. Y Coen salió para animarnos un poco (“Yo are fucking loud”, etc). Y la música, bueno, sabiendo que uno de sus mayores atractivos es la parte de coros e instrumentos clásicos, y que todo aquello venía grabado, la verdad es que tocaron muy bien. Los solos de Ad y de Yves me gustaron especialmente (Ad tocó la melodía de “Quietus” para que nos diéramos cuenta de lo que venía a continuación). Pero sobre todo me quedo con lo que pasó después de “Quietus”. Parecía que ya se iban. Mark nos dice “You can leave now”. Todos decimos “¡¡¡Nooooooo!!!” Y responde: “No? Why not? It’s finished, over, finito”. Y todos: “¡¡¡¡Noooooooo!!!!” “So, you want more?”, etc, etc…





Y para terminar, había gente de todo tipo. Góticos, heavies, gente en chándal, energúmenos de voz gutural, mucho cuero y mucho pincho. ¡¡¡HE PASADO UNO DE LOS MEJORES RATOS DE MI VIDA!!!

1 comentario:

Neza dijo...

Y ese dibujo del pelo hacia arriba??