domingo, 30 de marzo de 2008

A contracorriente

No me gusta El canto del Loco, no me gusta Fito, no me gustan los Backstreet Boys tuneados (los Tokio Hotel), odio High School Musical, Aída, Los hombres de Paco, Sin tetas no hay paraíso, Física o Química, aborrezco Fama, Harry Potter y Yo soy Bea. En Fama sólo hay bailes efímeros y sosos, sin nada de verdadero arte, y un profesor snob que se cree moderno por decir Amazing y Energy. No me compro treinta euros en golosinas, no juego al Pro Evolution Soccer, no soy de ningún equipo, odio el pop y el rock industrial, no me gusta El Internado, apenas aguanto a grupos españoles aparte de Rosendo o Labanda (los Celtas Cortos murieron hace tiempo), ni a los cantantes clónicos, admiro a Rodolfo Chikilicuatre y a Buenafuente (o al menos la imagen que nos venden de él), el Gran Wyoming y El Hormiguero, no me gusta la tele pública, sólo veo lo que quiero en el Plus. No me gusta Melendi, ni Porta, ni el rap español o francés. No me gusta ni Zapatero ni Rajoy, y mucho menos Aznar, Acebes, Zaplana, Aguirre, Bush, etc. No me gusta Obama, me gusta la chica Obama. No me gusta bailar, ni las discotecas. Ni bebo, ni fumo, me pongo con un zumo y asumo mi fuerza de voluntad, como dijo el Maestro Rosendo. Me gustan pocas cosas que le suelan gustar a la gente. Me gustan las pelis de Tim Burton, los videojuegos de acción, las aventuras gráficas a la antigua y los cómics viejos (nada de muertes de superhéroes legendarios, tan de moda). No veo Gran Hermano, Operación Triunfo, La granja de los famosos, Hotel Glamour, Factor X y todas esas gilipolleces que te mantienen pegado a la tele toda una tarde. Odio los telefilmes interminables, cutres y clónicos sobre catástrofes y plagas. No escucho a Maná, Shakira, Rihanna ni grupos similares. Escucho Epica, System of a Down, Linkin Park, Lordi, bandas sonoras, Manowar, Dark moor, Sonata Arctica y otros grupos de tipo rock-punk-heavy-gothic y esas calificaciones tan difusas. Grupos ya viejos como Offspring, Red Hot Chili Peppers o Monster Magnet. Escucho cosas con calidad, en CD y, ocasionalmente, en MP4. Prefiero la calidad antes que la rapidez o la facilidad de difusión. En videojuegos, prefiero juegos viejos y buenos como el ya veterano Gothic, o el Blade The Edge of Darkness antes que basuras con gráficos atractivos como el Conan. Por cierto, también odio que la gente no conozca a Conan más allá de las dos películas de mierda del gobernador de apellido no deletreable. Conan es un personaje profundo de Robert E. Howard, que escribió unos relatos que luego se encargaron de asesinar con esas películas. Los cómics rellenan huecos entre esos relatos, casi siempre con poco acierto. En películas, Burton como director predilecto. Tarantino se suele pasar de la raya como en Hostel o en Grind House (su papel en Planet Terror es repugnante). Películas favoritas, pues La vida de Brian, Los caballeros de la mesa cuadrada, Los visitantes, Sleepy Hollow, Eduardo Manostijeras, Sweeney Todd, y muchísimas más pero menos conocidas, como El poder de un dios o las pelis de serie B de Hong Kong, y las de Bruce Lee. Después de esta parrafada, me despido con esta picante imagen recordándoos que aunque sea distinto a la mayoría, soy un buen tipo.

2 comentarios:

Bárbara dijo...

Para ir a contracorriente, escribiré donde no hay comentarios :D
"Me gustan pocas cosas que le suelan gustar a la gente. Me gustan las pelis de Tim Burton"

Hey, las pelis de Tim Burton gustan a mucha gente xD a demasiada, de hecho.

Pero te apoyo, aunque el zumo tiene que ser de limón, si no no vale, y aunque yo sí caiga en algunas de las tentaciones descritas =P
un saludo de la xboxera (aunque he de reconocer que mas nintendera) compi de clase.

Tales&Loscer dijo...

Joder. Así que es cierto. Los rumores no son infundados. Hay gente que lee mi blog aparte de mí.